miércoles, 22 de febrero de 2017

la cagalera de mi perro, una explosión primaveral


Sí, está mal. Y no se trata de nerviosismo por que vaya a exponer su obra en ARCO
Ha tenido que ser algo que ha comido, pero es difícil adivinar qué por la gran variedad de su dieta. No creo que fuera nada en mal estado, ya que el muy sibarita no come sobras; tiene que ser fresco del día y sin recalentar; siendo así le vale casi todo. Y claro es un pozo sin fondo, un agujero negro que lo único que hace es engullir materia y ahora toca sacarlo cada cero coma, para que su horizonte de sucesos no reconfigure la geometría de nuestra alfombra persa de Suecia.

Entre paseo y paseo, he descubierto que la primavera empieza a hacer acto de presencia y mientras espero que el can haga de vientre, veo pequeños detalles de vida que casi pasan desapercibidos alrededor de un pequeño almendro. Resulta increíble que en tan solo unos metros cuadrados de verde en la ciudad, ocurran tantas cosas.
una abubilla que pensé que estaba herida, pero no. Quieta, inmóvil a lo maniqui challenge, creo estaba convencida de que su camuflaje la hacía invisible y me aproveché de su confianza.

flores del pequeño almendro
visitadas una y otra vez por zánganos insaciables
y al acecho de tan dulce manjar zancudo, un joven petirrojo se esconde.

Mirlo en cortejo. O eso creo con la mirla

jilgueros en bandada a falta de gorriones ¿dónde están?

en fin… que bien pudiera ser el trabajo de algún safari, en un país lejano, de varios meses de hidden ––por aquello de encarecer el producto–– pero no, todo ello sucedía en el pequeño parque de enfrente, mientras mi pobre mascota seguía purgando a rienda suelta.

3 comentarios:

  1. Muy buenas las fotos!
    Es una suerte poder encontrar tanta variedad en un sencillo parque.

    Que cámara has usado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. es una réflex de formato completo. Pero con cualquier cámara del mercado actual y un teleobjetivo (de lo más cutre) se pueden conseguir buenos resultados.

      Eliminar