martes, 8 de diciembre de 2015



1 comentario:

  1. Qué realidad más compleja
    En este país donde la falta de escrúpulos es materia política y, en general, lo que todos piensan está en sus genes, no es más que mala educación y apariencia ridícula que para pretender ser algo se cuelgan medallas de otros los que sólo saben robar con indecencia.
    Si tenemos presidentes de gobiernos, de antemano corruptos y mentirosos, cómo no vamos a tener unos periodistas o parecidos que ante la mínima noticia que les reporte beneficios propios no la hagan suya y que la cobren a través de agencias a las que les pasan buenas comandas...¿?
    Luego, burocracia y muros de cartón piedra tras los que se escudan en simples argumentos estúpidos para no abonar lo que no siendo suyo se lo apropian con una falta de honestidad tal que para eso Gallardón ya se ocupó de ponerle precio a la justicia. He ahí el freno. Un sinsentido pleno que no por eso bajó el nivel de pleitos. Un cabrón vestido de féretro blanqueado. Un cínico más allá del Bósforo.
    Amparados en sus propias normas, las cuales no son de ámbito público ni rigen para los ajenos, se las cuentan y se las creen ellos de tal forma que así deben ser para los que les son ajenos.
    Dicen muy gravemente:
    ──Son norma de la casa
    ── ¿De qué norma hablas, cacho ca…?
    ──Nosotros pagamos esto. Esto es lo que hay
    ──Nadie pidió mi permiso, por lo tanto el precio es el mío, no el vuestro

    Se roban indecentemente y se mutilan obras, firmas y demás. Salvo la información de fondo que les cuesta mucho más por lo complejo. Su caballo de batalla delatador.
    Un par de hostias bien merecían.

    Pero donde la honestidad política brilla por su ausencia, más brilla lejana esta otra falta de honestidad que a costa de otros hacen ellos el negocio.
    ¿Y luego dicen que la prensa escrita no se lee, o la televisiva?

    Mejor sería que se atasen ruedas de molino al cuello y de la mano de muchos curas y políticos se tiraran al infierno del rodicio que mueve la muela del grano separa la paja.

    Hijosdelagranbretaña habrá siempre...Y no se les cae la cara de vergüenza.

    Breludos :!´

    ResponderEliminar