sábado, 3 de enero de 2015

en busca de Lovejoy


 aunque Terry Lovejoy suene a actor guaperas de "Sensación de Vivir" ahora relegado a pelis de serie B, es un tipo australiano que en su tiempo libre se dedica a descubrir cometas para tormento de astrónomos aficionados o no. Hay quien busca oro, un elixir de juventud o los cinco pies al gato... Lovejoy y otros muchos buscan pequeños puntitos de hielo sucio a la deriva en el espacio y eso no deja de producirme una admiración fascinante por la cantidad de "aberraciones" que puede tener la Astronomía. Lo que demuestra mi ignorancia  supina sobre el tema.

     Este es el quinto Lovejoy denominado C/2014 Q2 y que al ser accesible para mortales aficionadillos, me hizo decidirme a salir en su busca y captura.
     Otra vez más me vi en la frontera de Toledo y Ciudad Real, luchando por tercera vez con la montura GOTO; Una especie de motor de reloj gigante que sigue el movimiento de las estrellas. Algo que sería bastante fácil de alinear con la Polar más dos estrellas y que cierta marca ha fabricado de una forma diferente y más sencilla, que solo debe entender el diseñador fumador de crack que la concibió. Es por ello que no se la recomiendo a nadie y por eso no daré la marca... que gran verdad aquella de que el pobre compra siempre tres veces la misma cosa.
      De perdidos al río o al embalse seco, me tiré unas cuantas fotos y la cosa no quedó del todo mal.
    Aunque lo que esperaba era la puesta de Luna para tener mayor oscuridad, cuando esta lo hizo las pilas de la dichosa montura también se fueron con ella... y esta empezaría a producir ciertos sonidos de vaca mal follada ordeñada y mensajes de corte satánico en el mando que rompieron por completo el romántico silencio de aquella noche bajo cero en busca de la bola verde.
Haría unas panorámicas por aquello de aprovechar el viaje pero el cielo empezó a transpirar y tampoco estaba para tirar muchos cohetes.


1 comentario:

  1. Es el sudor del esfuerzo el que se llama así y no le carguemos culpa ajena a la empantanada y seca agua que aunque posa y reposa xeada es bien agradecida por su poca contaminación lumínica; y sonora también.
    Las fotos, caralludamente buens e inexplicables. Cómo tus palabras, a veces.
    Un feixe de lediciosas noitevellas e outras de estrelas neste dous mil quince. :)´

    ResponderEliminar