miércoles, 22 de octubre de 2014

El Pintor del Escorial

        Google Maps es realmente un servicio que nos ha hecho la vida mucho más fácil.
        Dentro de este servicio existe una opción llamada Street View que te permite visionar de forma virtual diferentes calles y carreteras del mundo. Un viaje sin moverte del sillón que no deja de ser una bendición para muchos de nosotros.
        Para este proyecto Google ha tenido que habilitar una serie de coches que pueden captar panorámicas de 360º cada cierta distancia y entre tantos millones de estas fotografías no es extraño encontrarse con paisajes, momentos y personas ciertamente curiosos, inquietantes y divertidas.
Ayer buscando una localización por los alrededores del Escorial me encontré con una de ellas.

     Una escena romántica donde la haya: 
      El pintor con su caballete a pie de carretera trabajando en su obra, un óleo sobre lienzo que deja entrever, a pesar de la baja resolución de la foto, un absoluto realismo y un dominio de la luz envidiable (por la parte que me toca)
       La cosa no dejaría de ser una mera anécdota de esas para compartir entre amiguetes, hasta que me dio por ver la foto satélite del lugar, donde parece verse el coche plata metalizado e intuirse algún brillo sobre el propio pintor. 
       Esto me ha dejado ciertamente sobrecogido, ya que las fotos de Street View marcan como fecha Julio del 2012 y es de suponer que la foto de satélite tenga una fecha muy diferente. Así que me lleva a pensar que ese cuadro tiene unas cuantas horas de trabajo es posible que meses o incluso años ya que la luz captada no es igual en todas las estaciones y el artista aproveche ciertos días del verano para continuarlo.

       He decidido borrar la carretera y situación para que esto siga teniendo ese encanto de instante perdido en el tiempo donde ni el pintor se percató de ser fotografiado, ni los operarios del coche de Google se darían cuenta de haber captado este momento tan mágico e íntimo entre el artista, pigmento y lienzo… es posible que al son de la cigarra. 

1 comentario:

  1. Genial...y emotivo que comparto al cien por cien.
    Como conozco bien esas carreteras y sabiendo por la vista cual podría ser fue a la primera que lo vi desde arriba y enseguida a pie de asfalto. Maps tiene la particularidad, estupenda por otro lado, de reflejar las tomas históricas que con sus cambios se han ido realizando. Además del interesante punto de vista con que lo relatas y, sobre todo, con la intención que conlleva el verlo es de imaginar que con eso queda resuelta una de las grandes paradojas del espacio-tiempo que tanta literatura ha dado y dará. El pintor que nunca finaliza su cuadro (como Antonio López), el vehículo que con su cámara-planetaria lo fotografía y su cuadro que envejece solo mientras el artista queda plasmado como el primer día para la posteridad sin que el tiempo transcurra...por él...
    Paradojas como bien dices, paradojas diurnas, paradojas nocturnas, Paranoias Nocturnas...
    Dani, no semos naide y en cambio ése onvre ya es multiversal, cruzando las fronteras más allá de lo inobservable. Igual que la roca de un escorial con la que se levantó ese otro y monumental Escorial.
    ¿Y aún dices que se fumaba una cigarra...al son del verano? :))´
    BreveSaludoS

    ResponderEliminar