viernes, 26 de septiembre de 2014

Londres


(escrito el 19 de septiembre del 2014)

       Los ingleses son muy cultos.

       Aquí en Londres hasta los niños de corta edad hablan inglés y eso parece ser un signo de progreso para cualquier país o gafapasta que se precie. Y es que, como otras tantas cosas, nos la han colado haciéndonos ignorantes paletos a los hispano hablantes por no conocer su idioma, mientras ellos de vacaciones en Spain se ponen rojos como tomates escaldados llegando a la quemadura de segundo grado por no saber pedir un Sun Protection Factor 40 y para después del Sol un After Sun. O en otras más tristes ocasiones son capaces de saltar por el balcón a la piscina del hotel porque no saben preguntar por la Exit. 
          Lo que más me ha sorprendido es que una zona tan lluviosa como esta solo tenga una forma para referirse a ello: raining… rain,raining, rain… especifica cojones!!!!  que no es lo mismo salir de casa con un poco de borraxeiro que si cae una treboada. La lengua gallega posee 70 palabras diferentes para definir matices de esa misma rain.  Será aquello de que en la sencillez está la sabiduría ?… ahora entiendo mejor el "to be or not to be… " aunque ser, soy más del "youtube"
          Estaba ciertamente preocupado por venir a Reino Unido sin hablar ni papa de inglés pero he descubierto que la carencia de conocimiento, como cualquier otra carencia humana, siempre se suple con dinero...  no pondré ejemplos porque el que más y el que menos ya tendrá más de un personaje en mente.  Cuando no entiendes lo que te quieren decir, la mayoría de las veces es solo cuestión de sacar el billete más grande y la universalidad matemática se encargará del resto. Inglaterra no es una excepción y pese a lo que digan tampoco se hace un país difícil de entender, excepto cuando hablamos de distancia, peso, temperatura o el fish and chips; patatas fritas con filete empanadísimo de cazón (o vaya usted a saber qué)… Pescanova no le da tanto bombo…
     


        Ahhh bueno, en el tema eléctrico también intentan parecer diferentes, pero profundizando un poco descubrí que realmente se trata de una conspiración para sacarnos más pasta con la venta de adaptadores para sus enchufes. Nada que no se pueda solucionar… sencillo como el mecanismo de un chupachups

     Y es que los ingleses son muy suyos.
     A pesar de hacer casi cualquier cosa al revés del resto del mundo, han tenido los santos eggs de rayarnos también el meridiano de Greenwich (se dice Gruenech) y todos, sin excepción, tenemos que guiarnos por su Happy Hour... que craks!!!
       Pero, bromas a parte, me ha gustado mucho esta ciudad de clima tan humedamente gallego. La educación y civismo son dignos de admirar en sus gentes, donde ni siquiera te planteas tirar una colilla en otro lugar que no sea una papelera. Hubo un momento donde llegué a emocionarme cuando una hermosa moza me pidió sorry sin llegar a rozarme tan siquiera... y no fue por falta de ganas, porque cuando se trata de "sorriar", que al menos sea por algo…oooooh my god!!! 
        En lo que sí me he llevado una cierta decepción es en su famosa puntualidad, la cual se disipa en su propia niebla o borraxeiro cuando hablamos de atascos. 
Mientras escribo estas lineas lo hago en un asiento del aeropuerto al haber perdido el vuelo de vuelta a casa. Y no es de extrañar; desplazarse en autobús en esta ciudad no es una buena idea si tienes prisa y máxime si tenemos en cuenta que toman las rotondas por la izquierda...
         ¡¡Qué cosas!!! si ayer a estas horas disfrutaba junto a mi mujer de un trato de lady and gendelman con cocktail de champan, buen vino y delicatessen (que no hay dios que se las coma) en uno de los edificios más emblemáticos para la Astronomía… un marco incomparable, hoy hacemos vida de indigentes acurrucados en un banco imitación Agata Ruiz de la Parada esperando el próximo vuelo a Madrid... y es que la vida es una montaña rusa.   

2 comentarios:

  1. Tu blog es de lo mejor que he encontrado en mucho tiempo,.
    No encuentro el gadget para seguirte. Dime como lo puedo hacer.
    Saludos.

    ResponderEliminar