miércoles, 4 de junio de 2014

tengo una Full Frame y se llama D610


Llevo unos días disfrutando a tope de la fotografía con mayúsculas y creo que ha llegado el momento de hablar de las bondades de mi nueva cámara Full Frame Nikon D610... que conste que lo haré desde un punto de vista objetivo y recordando que, como siempre digo, en fotografía: la cámara no importa, importa el fotógrafo.
(Y una mieeeerda como una olla)

Su tacto y acabado son inmejorables la cantidad de botones que tiene es similar a la de un acordeón con una minitele en la parte de atrás pero sin caer en la horterada (María Jesús). Cada día descubro uno nuevo, es más que probable que no llegue a saber para que sirven todos pero nunca está de más ir de sobrado por la vida y para muestra un botón.
Su tamaño y peso son ideales, habrá quien le guste más el caballo grande y le meta un grip y es que hay gente muy ostentosa. 
Procuro ponerme camisetas claras  sin demasiado escote para que su gama de negros destaque sobre mi pecho bien depilado, aunque he de decir que el otro día con una camisa gris oscura y pantalón de pinzas negro la cosa ganó muchísimo en elegancia, sobre todo esa distinción lejana que le da el ribete y logotipo amarillo de la correa . Para combinar el conjunto, le coloqué un 70-300 con parasol con todo el zoom extendido y de esa guisa me fui a la actuación de fin de curso que mi hija daba en el cole.
¡Qué estampa!. Allí, rodeado de manos alzadas con móviles, compactas y videocámaras del chino mientras el menda lerenda marcaba territorio con una Full Frame en modo ráfaga, complementada con un pedazo de pepino que nos convertiría en el centro de atención del salón de actos. Incluso me solté la melena ya que me da un aire más bohemio y aunque es posible que tenga que hacer algo de dieta (las navidades y carnavales es lo que tienen),  la cámara me queda como un guante. Intenté probar a tirar video, pero no se que mierda de botón del menú estaba mal y no salió nada... por supuesto que guardé la compostura y ninguno de los allí presentes se percató, ¡Faltaría más!. Tampoco hubiera hecho gran cosa ya que solo tengo dos tarjetas de 32 megas que venían con la tablet del MARCA y viendo la cantidad de memoria que necesita, es seguro que el tiempo de grabación no fuera más allá de 4 ó 5 segundos de duración... pues si no hay memoria siempre nos quedará el recuerdo.

Antes me escondía acomplejado, pero ahora me paseo por la calle como un caballero de los de adarga antigua. Me encanta verme reflejado en los escaparates y notar por el rabillo del ojo como la gente me mira corroída por la envidia. Sobre todo los infelices del formato con factor recorte... dios los acoja en su seno. Sé de buena tinta que lo que quieren es entablar conversación (como cuando te hacias amigo del matón del cole), pero para hablar conmigo o vienes con una Full Frame o aquí no metas ruido con tu mierda de cámara... y en cierto modo los comprendo, pero yo en el fondo lo hago por ellos; Porque como les mencione la cantidad y densidad de megapixeles tipo brownie que tiene mi Full Frame,  más de uno caerá en depresión... y paso de cargar con algo así en la conciencia,  soy muy sensible... pero no tanto como mi Full Frame que a 6400 ISO ni se inmuta.
Voy a todas partes con ella colgada, excepto cuando me ducho o estoy friendo panceta (salta mucho aceite aunque no tanto como en la anterior D600). Se hace duro separarse un solo instante ya que la sensación de llevarla colgando siempre me reafirma como hombre... que cojones, me reafirma como un gentleman, el roce de su correa bicolor sobre mi fornido cuello es difícil de describirlo con palabras. Es posible que sea un placer comparable al que siente el torero cuando se roza desnudo con el toro haciendo la Luna. O cuando la Reina de Inglaterra te roza con su espada para nombrarte "Sir". Incluso es posible que supere el placer de poder tirarse un pedo en gravedad cero, pero sin efectos secundarios. 

De cuando en cuando tiro alguna foto para justificar la inversión, pero realmente los placeres de una Full Frame solo los conocen aquellos afortunados que puedan poseerla... y lo sabes.

Mi mejor captura de la ISS hasta la fecha

Capela Monte Castelo (Viveiro)

Putas amapolas

Milky Way, Saturn and Mars

Vía Láctea y Luna
Vía Láctea

Casiopea, Venus y la Luna entre los Piscis

Perro negro
código de perros

Doble Arco Iris sobre cementerio

Flower Power
Luna, árboles y gamos

5 comentarios:

  1. Jajaja! me he rído un rato.
    Enhorabuena fenómeno!

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de evaluación !
    ay quién pudiera tener una full frame para poder experimentar esas sensaciones ... ;-D
    saludos
    Jesús & Pepa

    ResponderEliminar
  3. Mi mas sincera enhorabuena por el LPOD, que no se si te la dí. Es espectacular! Ya de la foto de la ISS mejor ni hablar, vaya calidad! Es porque el disparo es mas rapido?

    ResponderEliminar
  4. Así cualquiera...
    Ahora entiendo que desde que tienes ese pedazo de pepino no te juntes con la plebe y el vulgo. Vulgo o valga lo redundante que desde entonces no sé si recibiste esas otras fotos de alcalá. Felicidades por ese nuevo reconocimiento.
    Cómo andamos de tiempo?
    Y yo que fardaba más que un ocho con la mía; me (la) voy a tirar por la ventana, hala

    ResponderEliminar
  5. Es el mejor análisis de una cámara que he leído en mi vida, y por supuesto el que más me ha hecho reír.
    Gracias por este buen rato.

    ResponderEliminar