domingo, 8 de junio de 2014

de los errores se aprende



Como "no hay peor error que el que no se reconoce", aquí va uno de tantos de los que cometo. Considero que el mejor aprendizaje casi siempre parte del error y sirva esto para cualquier animal, racional o no.

Y todo sucede a raíz de una fallida foto de la Vía Láctea. 
Resulta que tengo un trípode que en climas fríos y húmedos su rótula se afloja y si no has apretado lo suficiente sus mandos, puede llegar a rotar por el propio peso de la cámara. Lo hace tan lentamente que a oscuras el giro es imperceptible y la sorpresa te la llevas al ver la foto una vez realizada. El giro provoca un trazo en las estrellas muy similar a los que se producen en una larga exposición por la propia rotación terrestre.
Esta foto de solo 30 segundos, es uno de esos errores que no quise borrar en el momento de verlo y me esperé a llegar a casa para poder apreciarla mejor en el monitor; me resultaba extraño y bonito que la Vía Láctea hubiera quedado tan bien registrada. 


Sí. Las semejanzas a una foto circumpolar son tremendas con la "pequeña" diferencia de que aquí lo que debería ser la Estrella Polar o Cruz del Sur es casi el centro de nuestra Vía Láctea... aunque "un poco" más abajo. Concretamente el centro de esta falsa circumpolar, sería la estrella Lesath y Sahula que dicho así queda muy técnico y que en realidad se trata de las dos estrellas que forman el aguijón de la constelación de Escorpión.
La casualidad hizo que me picara la curiosidad y nunca mejor dicho... me surgieron tres grandes dudas:

¿Sería posible que nuestro planeta pueda acabar con su eje de rotación señalando a esa zona?
Según la Precesión de los Equinoccios, no. Para definir Precesión tenemos que imaginarnos el movimiento de una peonza "cansada", su eje de rotación deja de ser vertical y empieza a describir círculos. Pues nuestro planeta tiene ese movimiento cíclico; cada 25.776 años describe con su eje una circunferencia completa. Así que si hoy tenemos como referencia de nuestro polo norte geográfico a la Estrella Polar  dentro de unos añitos (hacia el año 14.000) nuestras fotos circumpolares estarán protagonizadas por la estrella Vega. Eso es lo más "al sur" que podrá llegar nuestro eje de rotación terrestre, para los que estemos aquí. 

¿Sería posible realizar esta fotografía desde algún planeta de nuestro Sistema Solar?
Curiosamente  sí, existe uno.
Se llama Urano y su eje de rotación está tan extrañamente inclinado que una circumpolar desde allí sería muy parecida a esta. Con la salvedad de que el Sol entraría en plano y nos tendríamos que haber desplazado a algún punto (de su hemisferio norte) cercano al ecuador para que el centro de la esta circumpolar estuviese tan bajo en el horizonte.

Y viendo brillar aquella lejana luz sobre el embalse me surgió la última gran pregunta:
¿Sería posible seguir habitando un planeta con estas características?
Pues ahí ya no llego y pasopalabra al gran Daniel Marín.

Sin duda de los errores se aprende un montón, mi gran desdicha es que mañana ya lo habré olvidado todo, exceptuando lo de comprar un trípode nuevo. Cuando tenga dinero :(

1 comentario: