sábado, 5 de abril de 2014

los reductores de cabezas


Llegó mi mujer del trabajo con un brillo en la mirada inusual...
Uno ha de estar siempre atento a este tipo de señales , dispuesto a lo que pueda pasar.

Mis ilusiones se convirtieron en agua de borrajas en el momento que le oí decir:
-Sabes? MANGO ha sacado su nuevo catálogo con tallas normales y trae unas bonitas fotos de Viki M. Berrocal... la ex de Espartaco

me quedé completamente pétreo a excepción de mi MANGO ya mustio. Una imagen de aquel Espartaco crucificado, interpretado por Kirk Douglas, bien podría ilustrarlo. 

 Antes de poder articular palabra y saber quien coño era la Berrocal, estábamos los dos viendo trapitos frente a la pantalla del ordenador.
Este tipo de cosas son en las que consiste el matrimonio... hacer ver que te interesa lo que a tu cónyuge le ilusiona. Un tira y afloja que normalmente afloja más que tira y a los hechos me remito.

Viendo las hermosas fotos del CATÁLOGO, reconocí por fin a Viki y su hermoso cuerpo. Junto a mi pareja me alegré de esa decisión que la marca ha tenido en mostrar a la mujer real y sobre todo fabricar tallas para la mujer real... es posible que incluso ¡¡¡vendan más!!!! Deberían de subirle el sueldo al creativo que ha tenido la idea... menudo genio.
Continuando el paseo por las fotos de su galería, dimos con la segunda modelo que MANGO ha "usado" para presentar su catálogo. Y digo usado porque no se me ocurre otra cosa.
aquí algo falla... ¿las proporciones cuerpo- cabeza quizás?
foto catálogo MANGO
Por un momento me pareció que habían usado un cuerpo diferente y pegado la cabeza (sin mencionar que el fondo no es real y posiblemente la ropa tampoco)... pero no, han ido un poco más lejos en un alarde de modernismo:
Han reducido la cabeza.
 La modelo se llama Robyn Lawley y sus medidas no son las típicas de estos catálogos repletos de anoréxicas; Robyn Lawley está buena... pero buena de cojones.
foto real de Robyn Lawley

Y me pregunto si es necesario seguir retocando fotos aún para mostrar a la mujeres tal y como son.
¿Quién habrá sido el artista retocador frankostin? ¿Habrá estudiado anatomía alguna vez? ¿pertenecerá a la tribu de los Jíbaros del Amazonas? ¿Ninguno de los editores se ha dado cuenta de semejante atrocidad?

Desde los abdominales de Aznar el vengador o los travelos que pintó Miguel Angel en la Capilla Sixtina no había visto semejante desvarío (Ufffff... lo que he dicho) 


pero Miguel Angel tenía disculpa, ya que es posible que su homosexualidad le impidiera ver nunca a una mujer desnuda... pero un editor, retocador, fotógrafo de MANGO es seguro que tendrá fotos de mujeres reales de referencia por muy maricón* que sea. Porque doy por hecho que estas fotos no han sido retocadas o revisadas por ninguna mujer.

A pesar de este encabronamiento momentáneo ... ¡¡¡Mi completo apoyo y reconocimiento a la firma MANGO!!!  que animo a seguir con su iniciativa de crear y vender moda para todas las mujeres y no solo las del cuerpo Barbie. Este tipo de iniciativas acabarán con muchos complejos y modernas enfermedades (sobre todo en adolescentes) provocadas por los estandarizados cánones de belleza con los que nunca estaré de acuerdo por la sencilla razón de que no son reales: La belleza no se puede medir ni pesar, por eso es belleza.

Para el próximo catálogo, si buscan modelos con buenas curvas, antes de andar retocando lo que no es los invitaría a salir a la calle en busca de mujeres guapas de verdad... que haberlas hailas.



*hombre que se siente atraído por otros hombres; condición indispensable para trabajar en televisión (casi cualquier canal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada