viernes, 14 de marzo de 2014

las Fallas y la Luna Cenicienta


Soy de los que dice que para la creación de una obra artística no ha de escatimarse en presupuestos. Yo no suelo hacerlo, aveces tiro la casa por la ventana y me compro House of Kolor para dar alguna candi... una vez utilicé pan de oro combinado con la marca PPG tornasolada... una pasta. Pero claro, lo mío no pasa de una mera capa de pintura y laca, que a lo sumo, por muy mal que lo hagas, se podrá lijar y volver a repintar.
 El problema viene cuando tu obra es arquitectónica, el presupuesto es tan alto y tan público que podría sacar del paro a un par de familias y aún así eres capaz de cagarla. Porque los que intentamos parecer cultos sabemos apreciar perfectamente la inutilidad de la arquitectura moderna, pero esto no siempre ha de  ir ligado a la inutilidad del propio arquitecto. Que sí , que sí, que todo es precioso y muy fotogénico, pero joder también lo es la catedral de Santiago y no ha costado tanto (además lo pagó la iglesia)... y lo más sorprendente es que lleva allí desde el 82 por lo menos (ya ha llovido más que en Valencia) y sin la necesidad de una cubierta de titanio.  También hay que tener en cuenta que si no contamos la rotura, en un par de ocasiones, de la cuerda de esparto del botafumeiro, pues no ha puesto en peligro la vida de nadie. ¿Es posible que sea obra divina?.

Dicen que dios creó el mundo en 7 días. A mi me cuesta creerlo porque 7 días no dan pa tanto por muy todopoderoso que uno sea... incluso siendo alemán. Lo que pasa que en este caso nunca se ha hablado de presupuesto y ya te digo yo que viendo precios en el Leroy... el alicatado de la Luna tuvo que ser una locura... y no voy hablar de la lechada porque no procede.

En fin... una de mis obras en Valencia, a su vez, me ha brindado la oportunidad de disfrutar de una de las efímeras obras de Calatrava* y poniéndonos un poco metafóricos que no metafísicos; al ver el hormigón al aire sin la cubierta de titanio barato como el oro, yo la comparo a una Luna Cenicienta que aunque no se vea toda su majestuosidad, intuyes lo que hay  ... y aquí lo que hay es demasiado tomate para resumirlo en esta entrada.

*quiero recordar que no es este el Calatrava humorista que se bebía los vasos de tubo sin utilizar las manos aunque tampoco quiero restarle al arquitecto hispano-suizo su gracia natural.

Más información sobre el artista y sus obras en esta web bastante roja pero muy acreditada:
comprendo su indignación y es que la izquierda en una democracia ha de tener los mismos derechos para chupar del bote... ellos por el mismo precio hubieran contratado a Victor Manuel y Ana Belén.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Y estas lunas pasadas están siendo extraordinarias igual que esa fotografiada por ti, como siempre
    Pero en este caso, más que fallas más que una escopeta de feria son la que comete Calatrava
    Y se me calatrava la luenga que algunas no son fallas piradas...son follas y no justamente novas
    3Deicaludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar