martes, 17 de diciembre de 2013

la Luna llena más pequeña del 2013


ha sido un año pobre en cuanto a tránsitos de la ISS.
Y como era de esperar, lo poco que ha habido por haches o por erres no he podido registrarlo.
Mi obsesión por la ISS me ha llevado a conocer muchas cosas sobre el Sol y la Luna que desconocía, pero sobre todo he aprendido de órbitas de satélites. Y siendo un analfabeto puedo entender ciertos comportamientos de estos trastos de caída continua que a la mayoría de los mortales se les escapa. El gran problema es que los entiendo pero no los se explicar, pa qué?. 
A estas conozco a Jon Mikel, alguien que como afición también tiene la caza de satélites, lo que pasa que el en vez de fotografiarlos halla sus órbitas. Jon habla en términos muy raros porque se le ve que ha estudiado y siente una enorme pasión por este tema. Es capaz de nombrar cualquier comportamiento de la órbita cuando yo a lo más que atisbo es a decir: Esta vez brillará del copón o en este cruce lunar se verá grande de cojones. 
Pero lo más curioso y a pesar de su argot, propio del que sabe de lo que habla, logro entender todos sus mensajes encriptados de coordenadas, órbitas y tiempos... porque sin comprender la nomenclatura he podido vivir en mis carnes casi todo lo que me describe. Por otro lado es curioso que su ilusión y la de su "gremio" son esos pequeños trazos que nos aparecen en las fotos de paisaje astronómico... sí, ese rayajo que nos ha jodido la foto de Orión para ellos suele ser una fiesta bacanal, porque es posible que en sus akelarres puedan diseccionar la órbita de aquel satélite espía del que nadie da datos o donde irán a parar los restos de chatarra de alguna misión china de la que nadie habla.
Es muy curioso y a la vez intrigante. Me lo imagino perdido entre ordenadores y programas inteligibles capaces de predecir el cambio de trayectoria en la órbita de la ISS porque uno de sus tripulantes se ha tirado un pedo. Acojonante.

Bueno pues esta será mi última foto de la ISS sobre la Luna llena del 2013, curiosamente la Luna llena más pequeña de todo el año. Lo increíble es ver como estaba el cielo y que haya podido salir con esta definición... resulta que el tránsito estaba a unos cuantos metros de mi casa, si la cosa hubiera sido más lejana es seguro que no me desplazaría.
Pedí consejo a Jon ya que hace un par de semanas que conocía el tránsito pero los repentinos cambios de órbita, más un encendido de motores ayer lunes, me hacían sospechar lo peor. La predicción a última hora de Calsky era a unos cuantos metros de distancia que posiblemente me hicieran perder la foto o al menos no conseguir un tránsito tan centrado. A toro pasado ya ha corregido su órbita muy similar a la que Jon me facilitó.

2 comentarios:

  1. Y hubiera podido ser mucho más nítido sin esa niebla que también confundieron los meteorólogos; por poco te quedas sin fotos.
    Son estupendas y el lugar parece un estadio hecho a semejanza de los de la Zarzuela. ¿No ponía ahí rey Juan Cuartos I ?
    Con más potencia óptica se hubiera podido ver la sonda oriental si su alunizaje fuera más centrado. O no. Buen resultado para tan desapacible circunstancia.
    Felixcabodano

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar