miércoles, 13 de noviembre de 2013

negra sombra


   Hay que vivir a tope. Vivir el presente, intentar mantener el equilibrio en esta tambaleante cuerda floja entre el pasado y los planes de futuro. Siendo conscientes de que el siguiente paso es posible que nos precipite al vacío... sin más.

   Es injusto, la mayoría de las veces es injusto. Y esa hermosa palabra que es destino, se convierte en un insulto tan rastrero que solo se te pasa por la cabeza renegar de todo. Pero esta vez seré racional y no me cagaré en dios... simplemente porque ya tengo la certeza de que no existe.

   No hablamos mucho, pero lo corto e intenso de nuestras conversaciones me descubrieron a una buena persona y es seguro que cada vez que me encuentre en mis noches astronómicas con un eólico me acordaré de ti y esa semilla ecologista que, aunque a veces te discutí por utópica, en el fondo la deseo tanto como tu.



2 comentarios:

  1. Buena reflexión y genial homenaje.
    A veces sentimos cosas pero no sabemos expresarlas claramente.
    Este es uno de esos casos en que leo cosas que he sentido y no he sabido explicar tan bien como tú lo has hecho aquí.
    Completamente de acuerdo con tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  2. Me ato a lo dicho por ambos, y, cómo ya hablamos...pues eso
    la contaminación lumínica que padecemos es inversamente proporcional a la idiotez que supone soportar a tanto político ineficaz que faltando a la verdad carecen de la sensibilidad para evitarla o apagarla
    Ciertas tecnologías contradicen su espíritu ecológico, lo enmascaran y sirviendo a intereses poco claros invaden los montes universalizando sus pérdidas y concentrando en sus bolsillos las ganancias, mientras mal emplean y usan lo común para revender lo que es nuestro.
    [ polavoltadosor.blogspot.com.es/search/label/Monte%20Caxado ]
    E cos paus das fábricas da luz
    preñaron as serras
    foderon as terras

    4·deicaludos·Teniente Dan... :))´

    ResponderEliminar