martes, 19 de noviembre de 2013

fotos compactas II


    otro recopilatorio de fotos de esas que pasan sin pena ni gloria por estar hechas con una compacta.
Nadie las quiere. Sus exif están condenados a llevar el san benito de foto de baja calidad cuando realmente muchas de ellas son las verdaderas fotografías que cuentan historias, nuestras historias más cotidianas. Momentos sin preparar donde no hay miedo al desenfoque o al mal encuadre porque sabes que esa foto no irá más allá de un mero recuerdo  que solo el tiempo hará revalorizar. Momentos que te has topado sin poder inmortalizar con tu macro de 1500 pavos o el teleobjetivo 2.8 por el cual vendiste un riñón en el mercado negro.

    Disparar con una compacta, es una liberación que todo fotógrafo debería de experimentar al menos una vez al año, como si de una vuelta a los orígenes se tratara. Algo así como el jefe que se emborracha en la cena de empresa; la mamá saltando a la comba sin sujetador o cuando te tiras un pedo en la bañera... momentos aparentemente de una banalidad extrema, pero que si observamos con atención, nos pueden desvelar la esencia de la vida.

    Pero por más que me joda reconocerlo a medida que mi equipo fotográfico réflex €voluciona, en la misma prporción, lo hace mi desprecio por estas fotos de resoluciones interpoladas, exposiciones automatizadas y profundidades de enfoque insospechadas. 
   Me doy asco de mi mismo. Empiezo a caer en esa vorágine burguesa que empezará por cambiar a fullframe y luego dará paso al formato medio. Y cuando acabe teniendo una Phase One o una Hasselblad, es posible que como objetivo utilice un pinhole de papel albal, una mirilla de puerta o empiece a trepidar y desenfocar mis fotos deliberadamente para conseguir el mismo efecto que con un viejo Nokia... Eso sí los exif serán los que marquen la diferencia: lo mío es FOTOGRAFÍA con mayúsculas y lo otro un mierda-foto con el móvil... mejor bórrala.

















1 comentario:

  1. Tal para cual…La astilla determina su maderable procedencia... :))´
    Nunca había visto peces con piolet, era hora. Una forma de escalar fuera del agua o invertir la evolución de las ballenas, también era hora.
    Por mucho móvil que se precie, nada como aquellos viejos cacharros que se usan para llamar y hablar y algún mensaje de vez en cuando; ocupan tan poco espacio que la gente se ha olvidado de eso. Cómo las compresas, ni me entero que lo llevo.
    - ¿Tienes móvil?
    - Sí, éste...
    - Eso? Vives en el *litelítico
    [*Móvil contrario a las nuevas puertas de plasma táctil]
    Algunas fieras deben ser domadas con antelación, está claro, para definir que el ser creador es el mismo que se inventó al demiurgo y al creador. Autocomplacencia o esquizofrenia.

    Algunas traineras bien parecen cayucos para ricos o viejas prácticas de aquellos con intenciones hacia un mundo mejor...
    Me gusta ese viejo coche que te compraste, con gusto familiar y compacto; ambos en uno. Cualquier rojo siempre es mejor que azul.
    Cuando ella se vista de rosa, rosa se queda aunque Tarzán se oponga. Y al descubrir Adán el mordisco, emigraron a nuevas tierras. Otro mundo, qué mundo.
    Pues eso. Para comentarios chorras ya tenemos a clodo...
    Saludos
    Alberto E.

    ResponderEliminar