miércoles, 9 de octubre de 2013

PARANOIÁMICAS


  
Una paranoiámica es una paranoia en formato panorámico. 

   A parte de salir en busca de los GEO, la noche también ofrece otros encantos y uno aprovecha para darle unos martillazos al obturador.

   Estoy tomando un toque ciertamente minimalista que ya me empiezo a repugnar a mi mismo. Con un poco de suerte, empezaré a venderle fotos al IKEA, aunque debería de pasarlas a blanco y negro por aquello del glamouuur.

   Los gemelos acompañan a Júpiter mientras Oríón el gigante se despereza para convertirse en molino de hidalgo.



   La humedad se hace patente a ciertas horas donde de nada te sirve limpiar la óptica que en 30 segundos volverá a empañarse...  mientras El Carro vacía su carga sobre la ciudad, el "Haiga" espera cual león "aigazapado" a que finalicemos la sesión.



   Que sí, que sí... que el invierno ya está aquí. Pero Sirio parece querer aprovechar a darse el último chapuzón... (del puto avión no digo nada.)


  El airglow es esa dominante amarillo-verdosa que aparece en la foto. Tengo mis razones para pensar que se debe a la gran cantidad de óxido de nitrógeno que hay por esa zona y es posible que aquí el fenómeno no sea de origen muy natural.
  Este es un buen ejemplo de  paranoiámica


No hay comentarios:

Publicar un comentario