martes, 24 de septiembre de 2013

el trípode que no se pasa (un saquito de arroz)


corremos unos tiempos de consumismo desmesurado y la fotografía es uno de tantos campos afectados por este bombardeo para crear necesidad de ciertos productos que realmente no necesitamos.

   En mis años mozos, los reyes magos me trajeron un trípode "Tokura" que traducido al castellano significa algo así como "tortura". Debido a las trepidaciones que aquel artefacto producía, en aquellos tiempos en que cada foto valía dinero, decidí construirme un saquito de arroz para sustituirlo en mis expediciones  y demás salidas.
    La funcionalidad de aquel invento me dejó unos buenos recuerdos, tanto a mi como a mi madre cuando esta se quedaba sin arroz para la paella... sabía de mi reserva en la funda de la cámara.
   Llevo cierto tiempo aconsejando a un amigo esta solución casera; el uso de un saquito de arroz como trípode. Debido a las largas que me ha dado, seguramente pensando que es una de mis tomaduras de pelo, he decidido hacer un tutorial de fabricación y una review (revisión, prueba) de las ventajas y desventajas de un producto así.


TUTORIAL DE FABRICACIÓN:

1-Se coge un saquito, calcetín o bolsa. 

2-Se llena de arroz.

3-Se ata o cose (da igual como, si es firmemente)

Hay quién usa lentejas o garbanzos (NUNCA ARENA, SAL o AZUCAR!!!!), pero yo siembre he sido de arroz por un motivo que explicaré más adelante ( a parte de tener una reserva extra para las paellas).




  La forma de proceder con dicho engendro es casi tan simple como su fabricación

INSTRUCCIONES DE USO:
 -Buscar base sólida de apoyo para el saquito.
 -acomodar la cámara encuadrando motivo.
 -disparar foto.
Lo ideal es programar la cámara con disparo retardado de 2 ó 10 segundos o bien usar  (si disponemos) un cable o mando disparador remoto. El bloqueo de espejo, si es reflex, también sería importante.

Pongo algunas fotos de muestra de como solucionar los diferentes encuadres ante los que nos podemos encontrar... todo muy casero con soportes también caseros, la naturaleza nos suele ofrecer cosas mejores y más maravillosas como por ejemplo. "UN PALO, UN PALO..."
Foto estándar normal apaisada 
sobre un reloj de 6 cm de ancho.

Toma vertical 
sobre un casco de moto

Foto macro o similares tomas en picado 
sobre un mini botijo de barro (lo otro es una pera... a veces me salgo)


Tomas en contrapicado, cielos paisaje astronómico.  
Sobre guitarra española
-Ya, ya pero tiene curvatura- dirá alguno. 
Es que acaso no hay piedras o bancos por ahí fuera (que no se mal interprete esto último)

En caso de no fiarte de la mierda de rótula de tu trípode, 
también puede servir


    Por supuesto que no recomendaría el invento si tus pretensiones son las de hacer un Timelapse  de 12 horas de ventiscas en Aconcagua o si posees el Sigma 200-500 mm f/2.8 http://www.jsmoral.com/wp-content/uploads/2009/04/009475l.jpg aunque si podrías usarlo como apoyo antes de pintar comedia como el personaje de la foto (nótese como me corroe la envidia).

    El almacenaje es realmente sencillo, debido a su estructura tan moldeable y ergonómica es posible guardarlo con la propia cámara. A la vez actuará como un acolchado de protección en caso de caída de la mochila y si tu saquito es de arroz (de ahí mi preferencia), actuará también como un absorbedor de humedad para tu equipo, siempre que la bolsa o saquito no sean herméticos. En caso de no utilizar en una larga temporada, es mejor devolverlo a su tarro original o a la cazuela y prepararse algo de cuchara para la cena.


PROS
precio reducido
peso reducido
tamaño reducido 
adaptable a cualquier superficie sólida
rótula polivalente
transporte y almacenaje
protege nuestro equipo de humedad y amortigua las caídas.
En caso de supervivencia forzada, puede servir de alimento (4 tazas de arroz por 1 de agua).


CONTRAS
¿qué dirán los compañeros si me ven apoyar mi D3 de 6000 pavos sobre tan rudimentario engendro?

Para los más sibaritas propongo coser un logotipo de Manfroto o Ginzo, eso sí, obligatoriamente debe ser un calcetín negro y sin tomates. Aunque cabe la posibilidad de usar algo mimeta para fotografía de fauna o con dibujitos de Bob Esponja para los más atrevidos... para fotografía de bodas, deportes y demás... allá cada cual.

Quede claro que esto nunca sustituirá a un buen trípode de esos que suben de los 150 euros y los 6 kg. de peso. Pero si estáis pensando en ampliar equipo para esas micro-salidas donde no quieres ir cargado, antes de decantarte por esa mierda de minitrípodes de sobremesa que nos anuncian de una forma tan "fashion", os recomiendo esta solución que básicamente dará los mismos resultados... mantener la cámara quieta durante unos segundos.

4 comentarios:

  1. Jaaaaaa, meé reído un rato largo, de exposición lenta (da gusto leerte cuando recuperas tu humor y ánimo familiar)
    Me doy por aludido y haré caso de tu sapiencia que nunca puse en duda; sólo había sido hasta ahora olvido o desgana. Además, teniendo en cuenta mis prolongadas ausencias montañeras me puede ser muy útil cuando se me acabasen las viandas.
    Hecho, lo tendré en cuenta pues ya sabes que pongo la cámara sobre cualquier tojo y matojo...
    A mandar maestro :|´
    [No las tendremos todas con nosotros para este finde, se avecinan nubes. Miraremos con calma]
    Deicaludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has obligado ha hacerlo. Espero que más de uno se aproveche de esta reprimenda y también le saque partido. Lo que si es cierto es que ya he perdido un patrocinador para mi web: Los fabulosos trípodes Gorila
      Tendremos que continuar la review con pruebas de campo para hacer unas buenas nocturnas e ilustrar el reportaje como se merece.
      Por un momento se me pasó por la cabeza colocar las fotos del percasol y cangrejo... o incluso aquella araña lobo que fueron realizadas sobre sudaderas de algodón, sin trípode convencional. Pero sabes que no me gusta faltar a la verdad por muy similar que la mentira sea.
      Saudos

      Eliminar
  2. Andaba ya con el gorro de pompom, pantuflas, camisola, candelabro y orinal cuando me llegan noticias tuyas: En la obligación incitada está la gran ciencia de quien tiene como norma el alto grado de la altruista docencia
    [Una vez probé un trípode Gorila y, encaramado a un hito de granito, me agarró la cámara cual King-Kong me rugió a voz en grito: - Cómo me saques mal la foto me quedo con la chica, digo la tarjeta chica...Dos horas después lo devolví y me fui a una tienda por un kilo de arroz]
    ¿Por cierto, el arroz...cómo lo quieres, largo o bomba? :)))
    Saca de su crustacismo(ostracismo mayor que la ostra) aquellas buenas fotos sobre trapos y otras mangas; los viejos recursos siempre han dado buenos resultados...
    ¿Y las paellas de tu madre, eran de foto?
    Lo dicho, me voy al catre
    Eso :|´

    ResponderEliminar
  3. ¿Dani, de cuánta cantidad de arroz estamos hablando?
    No sería conveniente un par de bolsas cómo refuerzo?
    Pues eso :)

    ResponderEliminar