martes, 6 de agosto de 2013

mi calculadora solar


Tengo... bueno... tenía una calculadora solar.
He oído que ahora las personas que intenten producir energía limpia se exponen a multas millonarias si no lo declaran y pagan el impuesto revolucionario pertinente. Por eso he decidido deshacerme de ella, pero ahora no se en que contenedor debo tirarla o si bien tendré que acercarme a algún punto limpio para que la puedan revender a países subdesarroyados.

Como soy muy prudente y desde pequeño me han enseñado a ser muy obediente como en la mili, también le he quitado la dinamo del faro de la bicicleta. Ahora voy de noche con una bombilla de bajo consumo y alargador de esos de 50 metros pero el paseo no me da pa mucho.

Una de las cosas más difíciles ha sido deshacerme del reloj de cuerda de mi abuelo... pero debemos  ser obedientes con las leyes, te puedes meter en un marrón si no obedeces. Me pregunto si el temporizador de mi Leica entrará dentro de esto también.
Pero sin duda lo más duro ha sido quitarle a mi hija un molinillo de viento de esos de colorines, que aunque no produce energía, sí podría llevar a confusión como aquella vez que a mi madre le salió una planta de marihuna en un tiesto.

¿Donde están los verdes? y no me refiero a los billetes, que eso lo sabemos todos. Hablo de los ecologistas que parecen solo interesarse en salvar a las ballenas (sin estudiar mucho lo que es la evolución), el toro de Lidia Lozano o vendernos la última aplicación para Ipad para saber la temperatura global del planeta.
 ¿No existe ninguna entidad que tenga la potestad para protestar por esto? o es  que corren el riesgo de perder la subvención para proteger al gato hidráulico ¿?

¿Soy yo el obsesivo? o es que nadie se da cuenta de este olor a putrefacción que lo asola todo.

3 comentarios:

  1. Bravo!!!!!! Buenisima entrada enhorabuena, te lo dice un ingeniero tecnico electrico que ve lo que va a pasar.....miles de personas a la puta calle......Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias José Luis por tus comentarios y apoyo. La cosa no tiene pies ni cabeza y aunque a mi solo me afecte en una calculadora :P miles de personas han invertido mucho dinero en este tipo de instalaciones nada baratas para ahora esta panda de carteristas les roben su iniciativa y parte de su sueldo.
    algo similar ocurrió en su día con los motores a gasolina y los diesel... y el famoso timo del eco o bio diesel que no se lo cree nadie.
    Las pequeñas empresas de pintura de carrocerías tuvieron que hacer un desembolso millonario para cambiar (obligatoriamente) sus utensilios y pinturas por otras de base acuosa, si cabe más contaminante.

    Hay un largo etc de acciones de este tipo que no obedecen más que a un patrón, el de enriquecer a unos pocos. Nosotros mientras tanto seguiremos comiendo mortadela para perros a precio de jabugo... sin rechistar no sea que te vuelen la cara con una pelota de goma.

    ResponderEliminar
  3. Lo tenían todo calculado...
    Es desolador... :|´

    ResponderEliminar