martes, 23 de julio de 2013

conseguí la foto... pero ahora no me la creo


   Siempre es muy gratificante conseguir esa foto con la que has soñado infinidad de veces. El trabajo constante acompañado de una cabezonería insistente por encima de los pronósticos nubosos o las limitaciones de tu equipo siempre acaban por dar sus frutos. Y digo "siempre" porque yo no me rindo hasta conseguir frutos. 
   Esta vez era la capilla de San Roque de Viveiro. Hice algo hace tiempo pero la Luna no era llena, la cámara no muy buena y servidor tampoco estuvo a la altura. 
   Pero esta vez (por raro que suene decirlo) todo se puso de mi parte, desde el inexplicable claro en el cielo minutos antes del orto lunar (que nombre tan feo para algo tan bello) hasta el sutil velo de una oportuna nube que "amortiguó" la potente luz lunar, compensándola así con la débil iluminación artificial de la capilla. Un filtro degradado, de medio grado y de buen agrado.

    Lo más curioso de todo, es que después de conseguirlo… me cuesta creer esta foto. De verdad, parece un fotomontaje de esos malos que te intentan colar en faisbook, tuinter y demás… y si a mi me cuesta creerla, que soy el que se la ha currado, no quiero saber lo que pesarán otros. Aunque realmente nunca me ha importado mucho.

   Para convencerme a mi mismo coloco una captura de la tira de contactos con la secuencia de fotografías.


8 comentarios:

  1. Preciosa. Ya la tengo de fondo de escritorio. Y no pongo cualquier cosa. Que lo sepas ;-)

    ResponderEliminar
  2. Impresionante. Casi parece oirse a un lobo aullando ...
    Saludos Jesús & Pepa

    ResponderEliminar
  3. Apuntaba esta mañana con la hipercámara de bolsillo justo antes de llegar el autobús y desde el mismo punto donde hace tiempo me preguntaba que haría Dani en esas madrugadas de plenas lunas que como ésta te llenan.
    [http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com.es/2012/12/conjuncionmientras-esto-ocurria-dani.html]
    Enhorabuena, me alegro un montón o más que tú y sé que lo que haces nunca es montaje aunque sí la que te montas noctambulamente para lograrlo...
    A daguerre é caralludamente caralluda, boisma.
    Eso, cada vez que el salitre te inunda el olfato renuevas la sal de tus ideas y salen las recompensas de ese búho fotógrafo que hay en ti.
    Alguna vez oímos a los chotacabras y no los hicimos caso, pero ahora esas avenoteiras sólo cantan cuando pasas.
    Dicho, nos vemos con calma :))p´

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de foto Álvaro, cada día mejorando.buen trabajo

    ResponderEliminar
  5. Impresionante lua Dani¡¡
    Que disfrutes unhas boas vacacions

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por la foto. Una de las fotos mas deseadas por los amantes de la fotografía.

    ResponderEliminar