lunes, 18 de marzo de 2013

C/2011 L4 PanStarrs sobre Madrid (octavo día)

octavo día
Ayer, séptimo día, fue imposible hacer nada.
Hoy he vuelto a subir a las 7 tetas y me ha agradado mucho servir de guía a dos chicas que por allí se acercaron. Gracias a las fotos de la cámara, pudieron localizar con prismáticos al susodicho y por mi parte puedo decir que por fin lo he podido distinguir a simple vista.
El cielo tampoco era de lo mejorcito y la poca luminosidad del cometa lo hace desaparecer por completo detrás del sutil velo de cualquier nube.
Mi intención era fotografiarlo lo más bajo posible, pero ha sido imposible.

3 comentarios:

  1. Pensar que, en la antigüedad, temían en muchos casos a estas pequeñas, y no tan pequeñas, manifestaciones. Hoy, lo cual es peor, siguen creyendo en tantas otras cosas que cualquier coincidencia ya la toman por un vestigio de "algo". Un ejemplo es que algunas personas se llaman Francisco y enseguida manifiestan que su coincidencia tiene "una suerte" alucinante(verás cómo de aquí a unos años los niños que nazcan en ciertos grupos se llaman así...aunque si les preguntásemos a sus padres siempre podrían excusarse que es por el otro, el de Asís. Lo que no han pensado es que muchos Francisco, también coincidían con un tal Paco "el innombrable" y nadie decía nada sobre esa "suertuda coincidencia"... .)))
    Así de contradictorias son las cosas, las gentes y sus símbolos; según interese lo toman como un talismán o te lo ultiman mal.
    Me alegro por tan perseverante y docente seguimiento que estás teniendo de ese cometa al que deseas quitar hierro por su poca fuerza, pero que se te resiste a aparecer en una situación sorprendente; en algún momento, si es que van quedando días, de todas ellas encontrarás la imagen perfecta (carallorum!, haciendo de guía cerro arriba...guau) Aunque sea poca cosa por su distancia y aparente poco interesante, acierto a decir que todas las fotos que has hecho hasta ahora son de una gran calidad. Merece ver todas esas luces y sombras de la ciudad, las nubes y los tonos del cielo que con ese punto “barrido” nos cuenta que han sido muchos los mensajeros de lugares distantes y que, aunque nada anunciaban, siempre fueron tomados como símbolos inadecuados en la mente de hombres interesados sobre los más ignorantes. Así nos fue, así nos va.
    Hay qué joderse…
    Salud, Libertad y Monte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy sí te he podido seguir en tu acertado (como siempre) comentario.
      Sin llegar a ser franco (del todo) te diría que esta última foto es un vaticinio gráfico que podría vender orgulloso para algún despacho Vates-cano; el cometa apuntando a la Real Basílica de San Francisco el Grande, al igual que en Belén con su estrella hace tiempo. Los astros nunca engañan solo hay que buscar la posición correcta para ponerlos a tu favor. Si logras hacer eso, lo tienes todo ganado. De hecho pronto abriré un canal astrológico en alguna cadena de TV donde apoyándome en mis archivos fotográficos podré predecir el futuro de todos... NO HABRÁ PENSIONES NI PA DIOS!!!!
      Saludos

      Eliminar
    2. Me parto y me troncho, me desternillo, cómo siempre con tus comentarios y relatos... .))))
      No puedo más .)))))
      [Yo también me había fijado en ese detalle, por eso entre otras cosas me puse a desbarrar por ahí; símbolos o *cómbolos la cosa es la misma]
      Pues como futurólogo no tendrías desperdicio: una pañoleta pirata al pelo, perilla negra, mirada penetrante, voz modulada y con cierta gravidez, etc...
      Según "Alierta" en dos meses habremos tocado fondo, cómo cuando el batiscafo Trieste fondeó en el abismo mariano. Igualico que el Mariano que nos han puesto. :p
      Breves y nos echamos al monte, último resquicio de libertad y salud.
      [*Si hay símbolos, los habrá cómbolos]

      Eliminar