jueves, 7 de febrero de 2013

retrato a aerógrafo


aveces surge esa imagen que te incita a pintar, curiosamente siempre son mujeres.

Llevaba tiempo viendo el trabajo de Carmen Muñoz; uno de esos seres vivos que nos brinda la naturaleza.  Cuando hace unos días, una foto de Adolfo Gonsálvez me obligó a manchar otra tabla con el aerógrafo... sobraban motivos.

Dos cosas: Debería de empezar a proyectar para una mejor proporción, lo que vulgarmente se llama "calcar"... sí, dejarme de perjuicios de que eso es de tramposos y centrarme en pintar sin más pérdidas de tiempo.
La otra es que, aunque que le pese a más de uno, el retrato esta inacabadamente acabado... que cada cual saque sus conclusiones.

 Lo dejaré reposar un par de días y veremos que me pide.



2 comentarios:

  1. Dani, el cuadro lo único que pide es un buen marco y un comprador/a que lo pague adecuadamente.
    Eso es un regalo que ninguna foto puede igualar, aunque para su empleo fuera papel.
    Sublime, sin más...y que se fastidien los/as envidiosas.
    [Nos vemos un rato este finde y lo recojo]
    Saúde e Ceibedade

    ResponderEliminar
  2. Dani, ayer, al verlo es cuando te das cuenta de lo que es en realidad; muchísimo mejor que en la foto. Ayer vi el verdadero valor de tu pintura.
    Insuperable. Aunque teniendo unas modelos como esas la inspiración viaja de forma admirable. El de color que estás haciendo ahora seguramente alcance mucho más realismo, además de lo comentado sobre esos pliegues blancos que le dan ese aire "aniversal"... :))
    Son para flipar; pero no sólo esos dos, también los que tienes tras la guarida del "padrino", ese tímido y noctámbulo hámster.
    Breves saludos

    ResponderEliminar