miércoles, 5 de diciembre de 2012

el banco volador

el banco volador es un monstruo terrible. 

Se aprovecha del cansancio e ingenuidad de sus presas y espera tenerlas acomodadas para en cuanto se descuiden salir volando a sus nidos de Suiza (u otros paraísos) con todos los nutrientes de esta. 
En esta foto pude captar a uno de ellos regresando de su nido, justo antes de volver a enterrar sus patas  en busca de otra víctima. Había cambiado de color e incluso aveces lo hace de parque, para no levantar sospechas.
Es muy difícil  percatarse de ello pero realmente carecen de cimientos como podéis comprobar. 

Un tal Franco...Battiato, decía que dormía dentro de un saco para no perder el contacto con la tierra... yo os recomiendo lo mismo; si estáis desfallecidos, cansados, es mejor sentarse en roca firme o incluso tierra a que uno de estos bancos violadores voladores puedan hacerte daño. 

Tampoco es factible luchar contra ellos ni intentar erradicarlos; aunque sería tremendamente fácil entre todos, el banco violador es una especie protegida en todo el mundo.
  

5 comentarios:

  1. Vaya, parece un hidrobanco que aterrizan lo mismo que amerizan a orillas de sus paraísos Caimán y otros. Ahora entiendo porqué todas las religiones hablan de los "Paraisos", pues dicho en galaico es "para iso onde meter os cartos"...
    Ya en aquellos tiempos genésicos y *primigenios (o genéticos, según se vea)se ve que los pillaron y los desterraron por robamanzanas, mangantes o magnates(que no es más que la misma palabra con metátesis, aunque su etimología sea diferente)
    Ese banco "vi o volador" tiene aun la cola del viento pegada y va dando por ahí sablazos al aire que lo conducen a aeropuertos desiertos...
    [*con esto no estoy dando a entender que reconozco ese origen, que nunca existió; es crítica de un cuento infantil al que aludo como comparación fabulística al estar en boca de todos]
    Breves
    Deica Logo Danikxt
    d:D´

    ResponderEliminar
  2. Pues casi que me gusta más el término de hidrobanco, sin dejar de ser "vi y/o volador".
    Faltome hablar de su reproducción, ya que es ciertamente interesante; no lo hace multiplicándose, si no absorbiendo a otros de su especie que han mermado por una mala mimetización. Así que lo más probable es que la desaparición de esta especie, sea provocada por su propia conducta... vivo con esa ilusión.
    Fantástica esas vueltas de tuerca que aportas como siempre, d:D´decirte que la inspiración para la entrada surgió al comentarte una de las tuyas http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com.es/2012/12/deje-de-vivirno-lusco-e-fusco-da-vida.html
    No sabía del puente cuando hablamos... cosas de autónomos que siempre es terreno en desnivel. Así que podemos preparar algo para mañana si cabe.


    ResponderEliminar
  3. Bos días Dani, me parece bien; pues entonces hablamos mañana por la mañana y salimos de tarde (yo trabajo pues cedí el puente), si nos es posible, hacia donde veamos. Unos frontales y decide qué lugar escoger[ejemplos: La Pedriza está estos días de foto, con nieve a poca altitud; unas cárcavas, sin pérdidas, llegando algo más *temprano]
    Me alegro de que fuera esa entrada la que te llevara a la tuya, tan sutil e irónica y, como bien dices, yo también vivo con esa ilusión. Toda una lotería.
    [Te envío una foto, con la que haré una entrada, de un pino monumental, con una gigantesca esparasis crispa, pero que habría que localizarlo algo más temprano pues está complicado llegar sólo con los frontales]

    *Aforismo: "Yo soy de donde son mis pies" :))

    Breves saludos
    Deica logo amicus.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena tu alegoría del banco vi/olador.
    Creo que todos los bancos son iguales, no se salva ni uno. Pretenden tratarnos como personas pero en realidad solo quieren nuestro dinero y en cuanto les damos problemas se olvidan de las personas.
    Por eso los únicos bancos que me gustan son los que tienen esta forma que muestras en tu entrada, vuelen o no, tengan o no sombra.
    A mí éste no me llevaría a ningún paraíso financiero. No le saldría rentable el vuelo, a no ser que sólo quisiera violarme...

    ResponderEliminar