domingo, 4 de noviembre de 2012

la fotografía magistral

no soy muy pródigo a fijarme en la obra de fotógrafos, pero cuando das con una historia así, te ves en la obligación de poner tu granito  de arena y divulgarla al menos entre amistades.
  Es uno de esos cuentos increíbles que te hacen pensar en algún tipo de marketing viral, tan de moda ahora en la red... aunque dudo mucho que kodak o acuarius este detrás de todo esto; es más probable que sea una creación de algún buitre hijo de puta galerísta habido de hacer ahora el agosto con su obra.

 Se llamaba Miroslav Tichy y dicen que vivía en la indigencia; lo que se dice cuando no estás esclavizado a una hipoteca, vestir como lo hacen los folcklóricos metrosexuales futbolistas y/o a decorar tu casa como te indican lo cánones de Ikea. 

  Dicen que fabricaba sus propias cámaras con restos de (lo que algunos llaman) basura; materiales y objetos que al no tener precio y por el hecho de estar dentro de un contenedor... se denominan así. Cartón, aglomerado, pvc, brea como pegamento y metacrilatos pulidos a base de pasta de dientes y ceniza para fabricar sus lentes.

  Dicen que estaba loco; lo que se dice cuando eres diferente.
Y ahora que se ha muerto... dicen que era un artista.

Yo al ver sus fotos solo he podido constatar que se trata del vouyerista más genial, el fotoespía que utilizó el camuflaje de la indigencia y locura para que nadie le tomara en serio... ni a el ni a sus cámaras de cartón.  De esta forma, pudo conseguir lo que otros nunca lograremos.

2 comentarios:

  1. Un tipo sin desperdicio :)
    Breves saludos
    Deica d:D´

    ResponderEliminar
  2. aplastante moraleja es esta. Mientras unos creemos necesitar de la mejor óptica y sensor megapixelado. Otros, los verdaderos, con nuestro desperdicio te meten una guantaá en toda la boca. Captando la verdad, la belleza de la mujer sin poses pagadas a top models hipercotizadas, sin maquillajes, sin una iluminación de estudio apabullante, sin postprocesados con el último pluging de la última versión CS de fotoxop...
    Algo tan único que ni tan siquiera puede ser patrocinado por Nikon, Canon, u otras. Tan único que no podría participar en ningún concurso por su falta de resolución.
    Magistral no solo por sus fotografías, si no por la lección a toda la panda de pijos que van de Fran Kappa por la vida sin saber lo que es una cámara oscura, a los que les entra la histeria cuando su última óptica de 15.000 euros con enfoque ultrasónico no les da confirmación de enfoque... me parto

    Saludos!!!

    ResponderEliminar