jueves, 7 de junio de 2012

como un grano en el culo


Se que es redundante... la naturaleza es sabia y hace cosas maravillosas, pero en ocasiones creo que comete errores que echan por tierra todo lo demás. Cito dos así, a bote pronto:
el hombre y el quiste pilonidal.
El primero es un animal acaparador, maltratador y destructor de su entorno para lo que cree que será su bienestar. A mi corto entender, una especie innecesaria en el planeta (no nuestro planeta)
El segundo es un pelo enquistado en la rabadilla, que en vez de seguir su curso "natural" y crecer hacia fuera, se infecta en el interior y produce un dolor insoportable durante días hasta que este revienta o te lo revientan.   

En cierto modo estos dos errores de la naturaleza son muy parecidos y casi diría que complementarios; el hombre es un quiste pilonidal para la naturaleza de este planeta y es la naturaleza la que castiga al hombre con jodidos granos en el culo... pero por qué a mi

Ilustro esta paranoia con otra foto imperfecta del embalse de Navacerrada :
Donde tendría que estar la Vía Láctea hay un hermoso tono anaranjado.
Donde tendría que haber un hermoso valle, hay un imprescindible embalse.
Donde debería ser de noche, es de día.
Y si tengo las piernas abiertas no es por chulería, es por un quiste pilonidal. 


1 comentario:

  1. Dani, qué gran diferencia del exceso de luz aquí, en nuestra zona, con la que tuvimos en esas otras del fin de semana.
    Ya me imagino esos otros periplos a unos circos que tenemos pensado. La calma de sus aguas y el sosiego de sus noches cerradas a cielo abierto nos dejarán ver unas cumbres abruptas llenas de perfiles dignos de cualquier astrónomo escalador...
    [Por cierto, va siendo hora de que retomes tus cuerdas de escalada y vuelvas a ella. La escalada es como andar en bici, no se olvida por mucho que se deje de practicar]
    Callemos pues hasta entonces y vete preparándote para una marcha larga aunque a tu trote. Con dos mochilas trasladaremos el material y con sendos sacos podremos sestear para llegando la noche nos pongamos manos a la faena. Será una larga noche, como su trayecto. Tú calcula para cuando y yo iré mirando vientos y nubes que nos dejen un cielo raso, como en el Gran Abuelo...Eso.

    Saúde, Ceibedade e Esquilmo.

    Deica logo amicus... d:D´

    ResponderEliminar