viernes, 11 de mayo de 2012

evolución de un logotipo



2 comentarios:

  1. Bos días Danikxt:
    Nadie mejor que tú para realizar una actualización de un logotipo obsoleto.
    Verde que te quiero verde…
    o
    Piensa en verde…
    Y bien verde estaba cuando han metido mano en la caja todo el que ha pasado por allí, eso parece. Queda demostrar quienes. Mandaban “peritos” para valorar pisos y sobrevaloraban los productos en función de unas circunstancias aparentes que hacían subir un producto como si de oro se tratase. Ahora quieren recuperar las apariencias y los engaños con artificios de lo que ellos tratan de deshacerse, cargando, nuevamente, el mochuelo en los que cayeron en la trampa de sus apariencias. TODO ESTO SE LLAMA: FALTA DE HONRADEZ… y esto se mama desde pequeño, en la familia. Es el “justiprecio”.
    Verdes e imbéciles estaban todos aquellos gestores que se dieron a comilonas pantagruélicas e las que el puro y la copa cerraban acuerdos de sobres ignotos. Se abrieron las correspondencias y en su interior había humo yanqui, ruso, judío, religioso, etc. lavado a la piedra como los pantalones vaqueros.
    Por la piedra habría que haber pasado a más de uno; pero no la piedra vulgar que todos conocemos, no. La pómez para que les retire las durezas del coco.
    Logotipo que aun está verde, como sus gestores que cobran sueldos galácticos, inalcanzables, astronómicos. A años luz de los comunes de las gentes que se ven sumergidas en agujeros negros de bolsillos sin fondos.
    Se compran, entre ellos, títulos y máster como si de “máster del universo” fueran y se colocan medallas que ellos mismos se pagan con el dinero del pueblo. Luego esas investigaciones quedan paralizadas ante opíparas comilonas a las que acuden, incluso, jerarquías eclesiásticas…y una justicia que además de tuerta se hace la manirrota.
    ¿Cuándo quieras continuo, o tiro de la manta?...
    Cuánta codicia en mesas avariciosas:
    ……..donde se reparten sueldos y postres a diestro y siniestro. COMISIONES.
    Cuánta lujuria bajo los colchones perezosos:
    ……..Es dinero que se esconde, negro…
    Cuánta soberbia en coches de alta gama que producen envidias:
    ………Tienen las mejores CUÁDRIGAS de la oligarquía romana. Pondrán peajes para tener las estradas vacías y así poder ser puntuales a sus conferencias con sus adeptos.
    Cuánta gula transporta la ira con que se lanzan para someter a muchos: ……A los que despojan fácilmente de techos que los embargan de por vida, con hipotéticas hipotecas fantasmas. Siendo necesario se recurren a las “fuerzas vivas”
    Cuánto PELOTAZO.... de GOMA, cuánto pelotazo, cuánto pelota…
    Salud, Libertad y Monte. d;D´

    ResponderEliminar
  2. decidí no escribir nada porque las malas palabras me pierden. Y por la boca "muerde" el pez.
    Empezaría acordarme de algunas madres quizás santas o quizás no tanto. Porque como bien dices a mi mis padres me educaron para no robar, no porque esto fuera pecado, si no porque esta mal.
    Tampoco quiero nombrar a algún expolítico al que la ley de costas pareció no afectar para plantar su chalet en mi pueblo mientras otros muchos temen por el derribo de su vivienda, su única vivienda, por la misma ley... igual para todos ¿?.

    Querido amicus. Creo que no hace falta tirar de la manta, porque todos sabemos que estos no la necesitan en sus caldeados hogares. Mientras tanto haremos "oídos ciegos" y seguiremos echando la culpa a los títeres políticos, que para eso están, sin extirpar el verdadero cáncer que nos corroe. El culpable de nuestra bronquitis aguda al que seguiremos alimentando con nicotina, euribor engrosado y alquitrán de peaje a pesar de no tener para (vivir) sobrevivir.

    Seguimos en aquel feudalismo aunque con más juguetes y circos para vasallos que nos crean una aparente felicidad siempre que podamos pagarlos. El problema es que esto se desmorona cuando empieza a haber demasiados señores y los vasallos no damos abasto.

    Que gran razón tenía aquel que dijo "solo hay un ladrón más grande que el que roba un banco... el que lo funda"

    ResponderEliminar