miércoles, 11 de abril de 2012

la emulsión líquida y las psicoimágenes


   Todo papel o película fotosensible, viene impregnada de una capa de emulsión si es a blanco y negro y 3 si ésta es a color. Algo acojonante si te paras a pensar detenidamente. 
Hubo un tiempo que a los más aventureros, nos daba por preparar nuestros propios soportes de revelado. 
Yo usé una emulsión que venía ya preparada en un frasquito (estanco a la luz) que había que calentar unos minutos al baño maría. La emulsión venía en estado sólido, disuelta creo yo, en una especie de gelatina que al superar los 60 o 70 grados se tornaba a un estado líquido. De esta forma y bajo la luz roja de seguridad, se podía preparar cualquier superficie (mejor de base clarita y porosa) en un soporte fotosensible para el revelado. Luego solo era cuestión de esperar a su enfriamiento y por tanto secado para trabajarlo posteriormente como un papel de revelado normal.
Los mejores resutados, los conseguí con papeles de acuarela. Estos al soportar muy bien el agua eran mucho más fáciles de revelar sin llevarte sorpresas de roturas o "acartonamientos" en la copia final.

Pongo dos ejemplos hechos a "brocha dura" para conseguir ese efecto antiguo. El virado a sepia de uno de ellos es completamente natural (un mal aclarado final de la copia)


Este producto me hizo volar la imaginación y preparar una broma para una pandilla de amigos. 
Por aquel entonces, a algunos nos inquietaba el espiritismo y demás mamonadas del más allá. Así que preparé una piedra lisita de cuarzo blanco con dicha emulsión, en la que proyectaría una imagen de un anciano bastante inquietante.
Concertamos el akelarre con unos 7 u 8 brujos de los que solo otro amigo y yo conoceríamos la broma.
La forma de ir metiendo a la gente en vereda, era que iban asistir a una sesión  para obtener una PSICOIMAGEN de algún espíritu colindante.
Preparamos una habitación oscura (como si no) que solo sería iluminada por un cirio de los de plástico rojo (como un buen laboratorio de B/N) y de esta forma no velar la emulsión. Después  de hacer los preparativos previos de meditación, invocación y corrillo de manos entrelazadas pero sin mariconadas, saqué la dichosa piedra de su bolsa estanca a la luz y dos botecitos: el baño de revelador, argumentando que se trataba de un aceite de bautismo y el fijador que sería agua bendita... la broma estaba en marcha.

Empecé a aplicar el baño revelador y a los pocos segundos aquella piedra de cuarzo blanco se empezó a tornar negro carbón... -hostias!!! - exclamé, y mirando a mi compinche le dije en voz baja: - Se ha velado.
Efectivamente, la luz de la vela veló la emulsión y nunca mejor dicho. Pero cuando creíamos que la broma se nos había estropeado alguien exclamó:
-Joder SÍ!!! A cara de Cristo!!!
-¿Donde?- pregunté
-Mira, mira... por aquí... a cara de Cristo!!!
Yo intentaba entrever la imagen que había proyectado, pero aquel pedrusco era todo negro.
A los pocos segundos todos los presentes estaban viendo la cara de Cristo... menudo Cristo!!!
Después de fijar la copia con el agua bendita, encendimos la luz y todo el mundo tenía una cara como de haber visto un espíritu una psicoimagen que se había velado. 

Amigos de la Nave del Misterio... que no os la metan doblada.
Hoy  16 o 17 años después, pido disculpas a Carmelo (todavía tiene la piedra en su casa) y al resto de presentes... siento haber sido yo el que os comunique que los niños no vienen de París.

3 comentarios:

  1. Es genial, absolutamente genial, esa anécdota.
    Me recuerda las sesiones a las que íbamos invitados con un viejo cura de una ciudad del noroeste. Siempre rompía los encantamientos y levantaba la liebre, descubriendo las farsas.
    Lo malo era que teníamos que poner pies en polvorosa de inmediato, pues sino nos molían a palos todos los seguidores e iniciados. Las risas que nos echábamos, aunque con las prisas se nos acababan volando...jeje.
    Los experimentos son estupendos, parecen del tiempo de Daguerre.
    Saú2 Dani.

    ResponderEliminar
  2. Recomendable la película "Luces Rojas" actualmente en cartelera.
    Asesorada por un paisano Manuel Carballal cuya temática está muy encaminada a desenmascarar a estos truhanes.
    Aún no la he visto, pero con Sigourney Weaver y Robert De Niro creo que es imposible quedarse dormido.
    Saudos rapaz!!!

    ResponderEliminar
  3. Pois tereino enconta rapaz; cun pouco de tempo iremos vela.
    [xa te mandarei a outra daguerre, seica a atopo polos miolos do trecado onde a metin]
    d.Deíca-r

    ResponderEliminar