miércoles, 1 de febrero de 2012

una imagen efímera


   Después de ver un APOD del pasado día 21 de enero.
Tengo en mente realizar algo con la misma técnica, que han dado en denominar Solarigrafía. Salvo en las antiguas cámaras Polaroid, desconocía que el papel fotográfico se quedase impresionado y esta imagen se haga visible sin necesidad de revelarlo. Esto cuando la cantidad de luz es bastante alta. Si había comprobado que cuando dejaba alguna hoja desperdigada por mi antiguo laboratorio, este con el paso del tiempo se iba tornado de un tono anaranjado y luego gris. Pero nunca sospeché que pudiera mostrar una imagen (y a color) sin necesidad de utilizar los químicos habituales y eso después de haber realizado múltiples cianotípias, emulsinones con nitrato de plata fijadas con goma arábiga y clara de huevo... viejos tiempos.

   Hoy he hecho el experimento de montar un trocito de papel fotográfico sobre el respaldo de una antigua cámara de placas y ver que sucedía.
A través de su viejo obturador he sufrido un agradable viaje en el tiempo, volviendo a la época de los daguerrotipos y aquellas primeras diapositivas sobre un cristal impregnado de una frágil emulsión que solo se podían enseñar bajo la tenue luz de una vela y que el tiempo iba desdibujando.
  Que dirían aquellos al verme escanear hoy el negativo, apresurado antes de que esa efímera imagen se tornase gris. 

Este es el equipo y material que he usado


colocando un trozo de papel en un cuarto oscuro solo iluminado por el farolillo de luz roja. 
A falta de trípode compatible con la rosca de la vieja cámara Vario, usé una escalera en la que previamente había encuadrado y enfocado la fotografía a tomar.

La primera exposición se quedó muy corta con 15 minutos y un diafragma de f/9. El papel fotográfico tiene muy poquita sensibilidad, de 8 ISO aproximadamente.


la segunda abrí el diafragma a f/6.8 y le di casi una media hora. Se ve un poco mejor pero creo que he perdido contraste al no haberla escaneado completamente a oscuras. La propia luz del monitor del ordenador y el pre-escaneado, se cargan ciertos detalles velando el papel. Pueden verse el negativo (como queda el papel) y el posterior positivado con la ayuda del escaner.


hice una tercera exposición apuntando al Sol y cerrando el diafragma a f/32 con intención de registrar su trazo o la estela de este en una exposición de un par de horas.
    Es una operación arriesgada ya que  a diferencia de una cámara estenopeica, el efecto lupa que produce el objetivo puede incendiar el papel y lo que es peor la cámara. No duró mucho la exposición ya que se nubló a los pocos minutos y decidí suspenderla. No sin antes observar que el movimiento solar se hacía perfectamente visible sobre el papel que no llegué a escanear. Posiblemente lo repita fabricando un diafragma más cerrado para que el potente punto solar no llegue a quemar la cámara y poder así realizar una exposición de varias horas.

1 comentario:

  1. Sólo los "nuevos" modelos de turismos delatan la década a la que pertenecen, sin ellos se hubiera antojado lustros atrás para una foto lustrosa...
    Saúde e ceibedad.

    ResponderEliminar