miércoles, 21 de septiembre de 2011

Jugando a mover la Luna


Entre esta foto

y esta otra

hay una hora de diferencia, 5 km en distancia y unos 470 metros en altitud... el mismo día claro está.

Este otro ejemplo es con la Olympus 590 UZ


40 minutos después hice esta otra con una D80 (ojo...no es la misma cúpula)

No, no poseo ninguna aeronave ni tengo ningún invento que me teletransporte ni en el tiempo ni en el espacio. Solo es cuestión de aprovechar bien una salida o puesta de Luna. 
Aunque prefiero la salida dado que ésta permite un margen de error más amplio. La cuestión es esperarla en un lugar lo más elevado posible e ir descendiendo a medida que ésta sube y viceversa para la puesta. Parece estúpido, pero como casi todo lo estúpido que hago, funciona. Te permitirá correcciones de enfoque y exposición así como ir moviendo la Luna al lugar que tu quieras.
Huelga decir que también se puede aprovechar la propia orografía del paisaje.
En este caso el lugar era llano; Una sesión de 13 minutos, unas 130 fotos y unas carreritas a  la vera del embalse de Navacerrada  me permitieron ir subiendo la Luna por la ladera hasta colocarla aquí. La sesión pudo alargarse un poco más, pero yo no estaba dispuesto a mojarme...

1 comentario:

  1. Dani, me parece un truco excelente. Me lo apunto, como te dije en el foro, a ver si una noche de estas soy capaz de probarlo.
    Gracias por compartirlo! ;)

    ResponderEliminar