lunes, 16 de mayo de 2011

Más de campo que las amapolas



Hay infinidad de cosas que nunca deberían de combinarse: las sardinas con Nocilla, los cacahuetes con chicle, las sandalias con calcetines, los higos con leche, el Baylis con coca cola... también es cierto que a veces hay coaliciones que nos dejan pasmados pero en política y llenarse el bolsillo todo vale.
Pero la de los colores rojo vivo sobre azul ultramar...!!! es de lo mas tremendo.
Una combinación tan explosiva de la que suelo huir para cualquier cuadro o trabajo de pintura debido al efecto tan eléctrico que producen estos dos pigmentos.
Solo grandes genios de la pintura han podido lograrlo, ellos y claro esta, la propia naturaleza.
Poniendo a prueba el sensor de la cámara y sus 14 bits le he hecho la gran putada y me he ido en busca de un campo de amapolas con la luz de Luna, por otra parte una foto con la que llevaba un año en la cabeza.
Me he desplazado al sur de Toledo huyendo como siempre de la tan temida luz de gas de Madrid. Me ha costado un control de alcoholemia, en el que me he enterado que tenía una luz de cruce fundida ( desde hace un año aprox.) y que la ITV esta caducada desde el 30 de Abril... que buena es la Guardia Civil a veces!!! posiblemente el agente también practique fotografía nocturna y compartamos nuestro odio por la luz artificial.
Di con un hermoso campo en algún lugar cerca de una montaña a la que subiría posteriormente en busca de la Vía Láctea y esperar allí el amanecer para fotografiar la famosa conjunción Júpiter, Venus, Mercurio y Marte... una noche movidita y que ha resultado muy productiva a pesar de la niebla.
Esta es la primera serie de fotografías, solo decir que no he tocado nada, están tal cual, aunque he tenido la tentación de saturar mas el azul.
Hay ciertas zonas donde el rojo se empasta pero el efecto añadido al propio movimiento de las flores y nubes le da un toque impresionista que me gusta... veras tu como acabaré de pintor.






6 comentarios:

  1. Noraboa polas fotografías,

    moi fermosas Daniel,

    es un pedazo artista.

    Acaba de referenciarte na listaxen de correo de IO, e foi unha grata sorpresa facer clic nesa ligazón e descubrir un Galego por Madrid de tanta valía.

    saúdos e moita sorte

    Xabi de montedaestrela.org

    ResponderEliminar
  2. Aqui andamos perdidos na capital... moitisma xente...:-)

    Non sei moi ben que é eso do IO, pero seguro que é bo.
    Moitísimas gracias Xabi
    Unha perta

    ResponderEliminar
  3. Bos días Dani:
    Todo lo demás, salvo las deconstrucciones de algunos cocineros actuales de lentejas con azúcar, me parecen razonables pero yo suelo hacer montañismo carpetovetónico con sandalias y calcetines. No resulta tan anacrónico cuando se evita así que el calcetín absorva todo el sudor generado y evita que las arenas hagan claudicar la marcha programada. Tal vez en los guiris resulte un poco cursi porque los calcetines que usan suelen ser de hilo y los mantienen estirados a lo largo del tobillo, casi como si fueran de "primera comunión".
    Para todo lo demás....tu blog no tiene precio, fenomenal.
    Deica logo amicus.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente compañeiro...

    Tu puntualización me parece del todo correcta y de una coherencia aplastante. En mi trabajo suelo usar zuecos de hostelería también denominado "zapato sueco" una muy burda copia de plástico de las zocas o madroñas de nuestros abuelos. Debido también a mi sudoración las complemente con calcetines de algodón blanco, evitando así esfargallarme cuando realizo algún mural en las alturas.

    Con tu comentario mis garagalladas se han oido en Gran Vía.
    Moitas gracias amicus

    ResponderEliminar
  5. Bos días Dani:
    Zapato sueco o sapato zueco , lo mismo me da que me da lo mismo. Al fin y al cabo siempre será un zueco, unha zoca o un zoco,inda que sexa de pao ou de madeira; madreña castellana ou madroña galaicoasturlusa, lo importante es aislarse sobre ellas.
    Lo que me abruma es el calcetín blanco?, cómodo pero deportivo...:p
    Gran vía?, paréceme que non andamos tan lonxe....mándacheme unha mail e xa falamos disas vagalumes...:D.
    Tal vez el rojo, como bien dices, y el verde sean tan complementarios que interrumpen en nuestros ojos la armonía característica a la que estamos acostumbrados artísticamente. Pero ahí tenemos la bandera de Lusitania con sus dos colores y a la que sus paisanos estiman tanto; o la de la localidad de Alcorcón...(parecen hermanas contrariadas).
    Las fotos son fantásticas pues, como bien dices, en la naturaleza es donde mejor combinan y se encuentran los colores "eléctricos"( he visto tu obra artística y debo decir que es para quitarse o chapeu.Caralludamente bo!, moi bo!).
    Encontrar una manga verde en el camino que no te ponga la cara roja es toda una suerte en esas condiciones...(Uhm, un tipo sensible por la noche en mitad de la carretera parando coches?,no sé yo, me da que pensar).
    Y las fotos de esa interesante conjunción astronómica( siempre desde el punto de vista racional,claro) para cuando las subes?.
    Breves saludos.
    Deica logo amicus.

    ResponderEliminar
  6. Aunque en la entrada me refiero mas al color rojo sobre azul... estoy dispuesto a cambiarla después de leer tus comentarios. Decian as vellas... "é unha caixiña de música"...jajajajaaj

    La verdad que la tardía hora de esa conjunción, con el Sol a punto de aparecer, la hacen una foto muy difícil, demasiada claridad... y uno no es muy amigo de trastocar las fotos hasta el punto de no ser reales. Conseguí estas dos que no son merecedoras de entrada alguna.
    http://www.flickr.com/photos/danicaxete/5731237093/in/photostream
    http://www.flickr.com/photos/danicaxete/5731786200/in/photostream

    Graciñas de novo amicus

    ResponderEliminar