lunes, 2 de mayo de 2011

El Drácula


Fue allá por el 1957 cuando ocho personas a bordo del velero El Drácula entraban en la ría de Viveiro para refugiarse del temporal. La desgracia hizo que este encallara y se hundiera falleciendo 4 de sus tripulantes. En memoria de las víctimas se construyó esta cruz de granito, a Cruz de San Román.
La historia es digna de novela y posterior película Holliwudiense, pero el que sucediera en la Mariña lucense lo jode todo...
Acostumbrado a recorrer estos acantilados con mi kayak desde el mar, se me hace raro tener esta perspectiva por primera vez. 
La Semana Santa en Viveiro solo me ofreció un claro en la noche y quise aprovecharlo al máximo.



3 comentarios:

  1. Las fotos estupendas, la historia no tiene nada que ver con lo que sucedió

    ResponderEliminar