viernes, 28 de enero de 2011

Lo importante es el fotógrafo...


Siempre me he imaginado que sería de Alejandro Sanz si actuara en una fiesta de cualquier pueblo con los precarios medios de una pequeña orquesta. O a Fernando Alonso corriendo con un Seat Panda en Mónaco. Ver a Indurain en el Tour de Francia montado a lomos de una GAC de hierro fundido y sin cambio de marchas. O incluso a Penélope Cruz levantándose por la mañana desmaquillada y con un resacón del 15... Cosas bastante terribles!
Quien me conozca, sabe que no soy un pijo en el aspecto de querer tener lo mejor en material para realizar mis trabajos. Pero esta claro que sin buenas herramientas es muy difícil desempeñar una correcta labor por muy apañado que uno sea.
Desde la llegada de la era digital a la fotografía ya no vale cualquier cámara como antaño cuanto te comprabas una Nikon de gama baja sabiendo que su calidad era igual que la cámara mas cara de la misma marca (lo importante era la óptica). Ahora cada cámara es un engendro de multitud de marcas que interactuan de mejor o peor forma según la pericia de los ingenieros al diseñarla o el software de que disponga.

Bueno... pues todo este asqueroso ladrillo viene a decir ni mas ni menos que ya soy el afortunado poseedor de un Flamante D7000 cuya sensibilidad a la luz (ISO) es de lo mejorcito que hay hasta el momento... Por fin voy a poder hacer fotos nocturnas de verdad y ahora no habrá excusa que valga...

Quiero dar las gracias a Papa Noel y decir al Corte Ingles que pronto iré cambiarla porque viene tocada como el 50% de unidades que estan llegando a España.

De momento y a pesar del fallo de esos pixeles luminosos ya me he desquitado este domingo acercándome a las Hoces del Duratón... espero ansioso a la siguiente luna nueva para volver allí y marcarme una Vía Láctea del copón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario