viernes, 20 de marzo de 2015

la sonrisa del eclipse

¿Quién no se acuerda de aquel dandi que apostó un millón al negro y le salió rojo?
La gente lo considera un desafortunado, pero en realidad le faltaba método. 
La técnica consiste en apostar pequeñas cantidades al negro y si pierdes al salir rojo, duplicar la siguiente apuesta para compensar la pérdida anterior. Tarde o temprano (por estadística) saldrá rojo y ganarás siempre el doble de lo apostado y si tienes un fondo de un millón podrías hacer mucho dinero… si el casino te lo permite.
Pues bien, si tuviera un frac con chistera, yo soy de los que utilizarían ese método bien estudiado para sacar una pasta y luego invertiría mis ganancias en unas preferentes o algo así.

Una vez más el destino, la suerte, las circunstancias… llámelo como quiera, se han vuelto a reír de mi. Y tengo foto para demostrarlo.
Esa sonrisa me lleva atormentando desde que nací. Ya lo dijo en su día el gran Claudio Coello : Pero ¿quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?… Quién??!!!

Era la ISS cruzando el eclipse lo que buscaba, una foto muy ansiada que rondaba mi cabeza desde enero. Estas últimas semanas en un foro de eruditos discutimos sobre órbitas, tiempos y espacios, y recorrimos virtualmente media España. Un encendido de motores de la Estación Espacial de casi última hora, hizo cambiar el eje central en varias ocasiones. Algo que asesorado por el gran Jon Mikel- Itzalpean, pudimos solventar. Tres eran los lugares elegidos desde Portugal hasta un punto de la ruta de la Plata pero las malas previsiones meteorológicas me hicieron decantar por un lugar cercano a Villanueva del Fresno (Badajoz) y hasta allí me fui entre tormentas y chaparrones.
El final ya es sabido…

Gracias a todos 



Solo me queda felicitar al gran Thierry Legault por su captura a pocos kilómetros de donde yo me encontraba. A través de nubes altas pudo registrar el tránsito en video con telescopio H-Alfa http://www.astrophoto.fr/eclipse-iss-20150320.html

miércoles, 18 de marzo de 2015

nostalgia de farero

             cuando estoy nervioso pienso en hacerme farero.
¿quién no se lo ha planteado alguna vez? 
             Aislado del mundo y con la mar como único testigo de tus pensamientos y demás blasfemias.
Debe de ser algo maravilloso…
… sentir como la humedad cala tus huesos reumáticos y el salitre te obliga a cambiar de lavadora y nevera cada seis meses por la corrosión… no hay minio que valga.
Aunque para los que no somos muy lúcidos enroscando bombillas gordas o somos muy gordos para desenroscar bombillas lúcidas, es una profesión impensable y más ahora con la llegada de los LED, la cosa se ha tenido que poner ardua. Sin mencionar el tema de las facturas que vendrán de la compañía eléctrica; eso debe chupar que te cagas a sabiendas que tu contrato de tarifa nocturna ya no es válido y un faro no lo puedes apagar cuando te de la gana… la gente tarde o temprano se dará cuenta.
         Dejémonos de gilipolleces… todos sabemos que hoy en día un farero es ya una profesión inútil, casi tanto como esos pajes del congreso que suelen estar quietos con un enorme consolador metálico en la mano, que no sé muy bien para que sirve porque nunca se lo he visto usar en ningún pleno o fiesta parecida.
           Son profesiones de las que se podría prescindir pero todos miramos para otro lado como diciendo: si están ahí, será por algo. 
           Pero fijaos en cambio en los gasolineros…bajo mi punto de vista una profesión necesaria pero aún así están desapareciendo. Ahora eres tu el que te llenas el depósito con el cigarro en la boca y sin tener carnet de manipulador de productos químico-inflamables… y nadie dice ni mu. 
          Al igual que el paje, farero y gasolinero están abocados a la extinción por las nuevas tecnologías, al fotógrafo no le faltará mucho.  Hoy en día todo el mundo tiene una cámara en el móvil pudiendo hacer cualquier efecto de lo más PRO con el instagram para rellenar telediarios con vídeos verticales, cualquier calle o plaza está barrido por cámaras de vigilancia, los satélites espía pueden fotografiar la marca de una pelota de tenis a cientos de kilómetros (siempre que esta esté hacia arriba en pista abierta), los dronnes están sobrevolándolo todo a la vuelta de la esquina y el robot de Google Street View ha hecho la mejor foto que has visto nunca del portal de tu vivienda …¿para qué cojones sirve un fotógrafo?
… pues sí, que aveces me siento un poco paje con vocación de farero al borde de la extinción como un gasolinero.


martes, 10 de marzo de 2015

un segundo premio

    Realizada con el telescopio a unos 30 km, es el fruto de 4 días en busca de una mancha solar a través de las 4 torres de Madrid. Por eso digo que siempre hay que estar atento a esas "fotografías colaterales" que aveces obcecados por nuestro proyecto principal, pasan completamente desapercibidas. Creo que uno de los grandes errores del fotógrafo es intentar hacer la fotografía que se lleva en mente sin percatarnos de los cientos de enfoques diferentes que puede tener un mismo instante.

      Solo enseñé la foto a un amigo el cual me confirmó con su expresión que no estaba equivocado en el envío al concurso Eurostars Madrid Tower. Fue cuestión de pasar el RAW con aquella gama de naranjas del amanecer a una escala de grises escalonados que ni me atreví a contrastar, dejando la fotografía tal cual con su apropiado recorte panorámico. Las dos gaviotas, casi fuera de foco por la "proximidad", fueron la guinda que lo equilibraron todo dando ese movimiento necesario. 

       Felicitar desde aquí, por su fantástico y merecido primer premio, a José Ramón Luna de la Ossa y por supuesto agradecer el reconocimiento a mi trabajo a la organización y jurado del Premio Eurostars Madrid Tower.

PD.También quiero "agradecer" al Ministerio de Hacienda que en apoyo a la cultura de nuestro país no duda en meter mano y sacar una desmesurada tajada al reconocimiento artístico (no de juego de azar) de este tipo de premios que, sin dejar de ser una beca, solo sirven para seguir con nuestros proyectos adelante y que la mayoría de las veces no cubren ni tan siquiera los gastos e inversión de material. 


martes, 3 de marzo de 2015

el peor amigo del perro

un día gris-plano y algo lluvioso, ciertamente extraño en los madriles que me alegra y nos limpia las vías respiratorias mientras otras vías se atascarán por lo mismo.
Después de 11 años por fin veo pasar el coche cepillo de la limpieza por mi calle junto con dos sopladores, mandados por algún soplapollas extresado por las vísperas electorales …se hacen de notar y denotan una vez más la perrería política en busca de papeletas. 

Mi perro en los días lluviosos se pone melancólico. Me recuerda a un escritor del romanticismo siempre vestido de negro y mirando hacia el infinito planeando su próximo suicidio. Ojalá pudiera articular alguna palabra, aunque solo hablase como un futbolista o un plagio (corto) de Sanchez Dragó.
Seguro que entre alguno de sus pensamientos se cuela una pizca de ansias de libertad, un vago recuerdo del que algún día fue cannis lupus y que el hombre en su afán creacionista ha cruzado incestuosamente hasta modelar a su antojo sus mutaciones, un buen negocio de venta de peluches a la carta influenciados aveces por una asquerosa y patética moda por ser más cool*… creo que ahora se llevan los Boston Terrier con botas altas y mechas californianas… ósea… "mascotas complemento" que se abandonan en gasolineras cuando la consanguinidad empieza a pasar factura a su salud o carácter… o simplemente cuando la moda deja de serlo o el niño/a se cansa y sus padres aún más de reponer muebles mordisqueados y recoger caquitas.


Aquel que dijo que el perro era el mejor amigo del hombre confundió amistad y fidelidad con un claro síndrome de Estocolmo;  el perro no es nuestro amigo, es lo que le ha tocado.

cool* gilipollas



viernes, 13 de febrero de 2015

Carnaval espacial

- Papá, nos ha dicho la profe que tenemos que ir disfrazados de algo relacionado con el Universo.
-¡Qué bien!… pues este finde lo preparamos juntos.
-Nooo… es para mañana, se me olvidó decírtelo ayer.

Pues vamos, tira de Google en busca de ideas… y yo intentando llevar a la niña por el terreno planetario… cuatro bolas repintadas pegadas sobre un chandal negro y todos contentos.

-NOOOO!!!! quiero ir disfrazada de astronauta!!!

19:40 y creo que la tienda de pinturas cierra a y media…mete gas!!!
El cierre a medio bajar, a ver si hay suerte:
-Hola Manolo, ¿me venderías una funda de esas de usar y tirar?
-Estamos ya cerrados y la caja ya la hemos apagado.
-Joder, tírate el rollo que es una urgencia de carnaval.
-El carnaval es el que tendré yo con el jefe… anda toma!!!

De regreso y ya aparcando unas interesantes cajas (de algún equipo de sonido) sobre el contenedor de basura hicieron volar mi imaginación… cojonudo, ya tenemos mochila de porexpan; blanquita y ligera. 

Para el pecho una plancha blanca de plástico a la que añadí varios tapones de refrescos y garrafas, azules y rojos… muy NASA. Todo ello unido con un cable plastificado blanco de cobre rígido de una vieja instalación eléctrica, para dar la forma de un arnés ligero y cómodo. Mochila vital y enganches pectorales adaptados todo en uno.
Para las botas unas katiuskas de goma morado pastel, muy chick.

Me falta el casco… y me da pena repintarle el nuevo.
Tira de cinta de carrocero y cúbrelo por completo para pintarlo cuidadosamente de blanco efecto seda. Se podrá retirar la cinta perfectamente y recuperar el color original del casco sin dañarlo.

Los logos NASA, bandera USA y unas pasadas con el aerógrafo de polvo lunar harían el resto.

Pues sí… he visto trajes de atrezzo en películas con mejor presupuesto y más tiempo que el mío, que eran bastante más mediocres.

Precio funda buzo: 2,40 Euros
Todo un éxito!!!! ( ganando puntos por aquello de que no me manden a la residencia cuando la chota o los esfínteres me empiecen a fallar)




martes, 27 de enero de 2015

un granito de arena en la playa


me enrollé la manta a la cabeza, y para una vez que nos "roza" un asteroide con luna incorporada me decidí a salir en su busca y poner a prueba así lo que he aprendido ultimamente con la montura motorizada.
       Y es que ya lo decía Batiato: buscar ese punto gravitacional permanente y librarte de la rotación de nuestro planeta, te hace ver el Universo con mayor detalle.

          Las mejores predicciones hablaban de una magnitud 9 para una roca de 325 metros de diámetro que se permite el lujo de ser dueño y señor (gravitacionalmente hablando) de un satélite de unos 70 metros que orbita a su alrededor emulando nuestra loca Luna. La distancia más cercana será de 1,2 millones de km. lo que triplica la distancia de la verdadera Luna a nuestro planeta.Traducido: una birria de granito de arena brillando en la playa y que no tenía muy claro que pudiera ser fotografiado.
           No me alejé mucho de Madrid, entre Mentrida y Valmojado, lo suficiente para poder distinguir el Pesebre o M44 que era mi centro de atención. Por allí pasaría entorno a las 5 de la mañana para completar el tránsito justo al amanecer y casi sobre el horizonte.
         La cosa no quedaría del todo mal, pese a mi negada habilidad para codificar los videos para internet y el movimiento bailante de una montura que realmente no sirve para esto, el bichejo se distingue con claridad.

         Hice unas 650 fotos, de las cuales 175 corresponden a la zona de aproximación para cortar la exposición y reencuadrar bién el Cúmulo del Pesebre. He decidido, buenamente aconsejado,  dejar solo esta segunda parte con algo menos de movimiento.

lunes, 26 de enero de 2015

a vueltas con el Lovejoy


Ciertamente esto engancha...

Galaxia de Bode y Galaxia del Cigarro
     ...decía el gran Rogelio Bernal, uno de los actuales mejores astrofotógrafos del momento, que al cerrar el año había realizado entorno a 150 fotografías de paisaje astronómico y nocturnas frente a "tan solo" 10 astrofotos de cielo profundo. Acentuando así la dificultad de la Astrofotografía.
Yo empecé haciendo foto nocturna, para pasar a hacer Paisaje Astronómico, que aunque parezca lo mismo no lo es; No es lo mismo hacer una foto a un árbol y que te salga Orión al fondo, que  hacer una foto a Orión con un árbol en primer plano… aunque parezca lo mismo, no lo es.  
       La fotografía de Paisaje Astronómico es ciertamente complicada y requiere de una buena técnica; combinar cielo y paisajes nocturnos tiene su miga y aunque todo parezca pausado bajo la tenue luz de las estrellas, realizar la foto que buscas no siempre es fácil. Las largas exposiciones hacen la noche muy corta y los cambios climáticos en cuestión de horas pueden parecerse a repentinas tormentas veraniegas que te dejan a media sesión.
       El Paisaje Astronómico requiere la búsqueda de una localización que se adapte al momento celeste que quieres plasmar, procurando que el protagonista sea el cielo y el paisaje un mero marco donde acomodarlo. Encontrar ese equilibrio es el gran reto al que pocas veces uno llega y mucho menos cuando, como es mi caso, solo partimos de una única exposición. Opino que un procesado drástico no me gusta aunque, reconozco que más de una vez se me pueda ir la pinza, creo que es conveniente dejar la esencia reflejada de ese lugar. Por tanto no veo lógico anular completamente fuentes de luz artificial, si bien en determinadas poblaciones sí es necesario aplicarse a fondo si queremos mostrar un cielo con claridad, pero sin olvidarnos de la fotografía de la que partimos y recordando que nuestro planeta tiene atmósfera… en algunos sitios más que otros. 

      Pero la Astrofotografía, como bien comentaba Bernal es otra cosa bien diferente. Aquí la esencia es registrar la mejor señal posible de cualquier objeto a fotografiar y cuando se trata de objetos del espacio profundo es posible que sean necesarias varias sesiones incluso con la utilización de diferentes filtros para maximizar un mejor registro. Apilados de varias horas de exposición y drásticos procesados están a la orden del día, con la premisa (aquí sí) de librarse de la molesta atmósfera para asegurarse la captura del fotón más débil y rezagado. 

        Es mi tercera astrofoto del Lovejoy y mi quinta sesión con una montura (diabólicamente) motorizada y la cosa empieza a calarme… tarde o temprano caeré, me lo empezaré a tomar en serio y dejaré de ser feliz.