martes, 27 de enero de 2015

un granito de arena en la playa


me enrollé la manta a la cabeza, y para una vez que nos "roza" un asteroide con luna incorporada me decidí a salir en su busca y poner a prueba así lo que he aprendido ultimamente con la montura motorizada.
       Y es que ya lo decía Batiato: buscar ese punto gravitacional permanente y librarte de la rotación de nuestro planeta, te hace ver el Universo con mayor detalle.

          Las mejores predicciones hablaban de una magnitud 9 para una roca de 325 metros de diámetro que se permite el lujo de ser dueño y señor (gravitacionalmente hablando) de un satélite de unos 70 metros que orbita a su alrededor emulando nuestra loca Luna. La distancia más cercana será de 1,2 millones de km. lo que triplica la distancia de la verdadera Luna a nuestro planeta.Traducido: una birria de granito de arena brillando en la playa y que no tenía muy claro que pudiera ser fotografiado.
           No me alejé mucho de Madrid, entre Mentrida y Valmojado, lo suficiente para poder distinguir el Pesebre o M44 que era mi centro de atención. Por allí pasaría entorno a las 5 de la mañana para completar el tránsito justo al amanecer y casi sobre el horizonte.
         La cosa no quedaría del todo mal, pese a mi negada habilidad para codificar los videos para internet y el movimiento bailante de una montura que realmente no sirve para esto, el bichejo se distingue con claridad.

         Hice unas 650 fotos, de las cuales 175 corresponden a la zona de aproximación para cortar la exposición y reencuadrar bién el Cúmulo del Pesebre. He decidido, buenamente aconsejado,  dejar solo esta segunda parte con algo menos de movimiento.

lunes, 26 de enero de 2015

a vueltas con el Lovejoy


Ciertamente esto engancha...

Galaxia de Bode y Galaxia del Cigarro
     ...decía el gran Rogelio Bernal, uno de los actuales mejores astrofotógrafos del momento, que al cerrar el año había realizado entorno a 150 fotografías de paisaje astronómico y nocturnas frente a "tan solo" 10 astrofotos de cielo profundo. Acentuando así la dificultad de la Astrofotografía.
Yo empecé haciendo foto nocturna, para pasar a hacer Paisaje Astronómico, que aunque parezca lo mismo no lo es; No es lo mismo hacer una foto a un árbol y que te salga Orión al fondo, que  hacer una foto a Orión con un árbol en primer plano… aunque parezca lo mismo, no lo es.  
       La fotografía de Paisaje Astronómico es ciertamente complicada y requiere de una buena técnica; combinar cielo y paisajes nocturnos tiene su miga y aunque todo parezca pausado bajo la tenue luz de las estrellas, realizar la foto que buscas no siempre es fácil. Las largas exposiciones hacen la noche muy corta y los cambios climáticos en cuestión de horas pueden parecerse a repentinas tormentas veraniegas que te dejan a media sesión.
       El Paisaje Astronómico requiere la búsqueda de una localización que se adapte al momento celeste que quieres plasmar, procurando que el protagonista sea el cielo y el paisaje un mero marco donde acomodarlo. Encontrar ese equilibrio es el gran reto al que pocas veces uno llega y mucho menos cuando, como es mi caso, solo partimos de una única exposición. Opino que un procesado drástico no me gusta aunque, reconozco que más de una vez se me pueda ir la pinza, creo que es conveniente dejar la esencia reflejada de ese lugar. Por tanto no veo lógico anular completamente fuentes de luz artificial, si bien en determinadas poblaciones sí es necesario aplicarse a fondo si queremos mostrar un cielo con claridad, pero sin olvidarnos de la fotografía de la que partimos y recordando que nuestro planeta tiene atmósfera… en algunos sitios más que otros. 

      Pero la Astrofotografía, como bien comentaba Bernal es otra cosa bien diferente. Aquí la esencia es registrar la mejor señal posible de cualquier objeto a fotografiar y cuando se trata de objetos del espacio profundo es posible que sean necesarias varias sesiones incluso con la utilización de diferentes filtros para maximizar un mejor registro. Apilados de varias horas de exposición y drásticos procesados están a la orden del día, con la premisa (aquí sí) de librarse de la molesta atmósfera para asegurarse la captura del fotón más débil y rezagado. 

        Es mi tercera astrofoto del Lovejoy y mi quinta sesión con una montura (diabólicamente) motorizada y la cosa empieza a calarme… tarde o temprano caeré, me lo empezaré a tomar en serio y dejaré de ser feliz.


lunes, 19 de enero de 2015

Estelas humeantes

eran las 19:30 y el Comandante llegó puntual.
         Cargaríamos la bodega de la terranave interestatal con los aparejos, trajes y algunos víveres regados con café soluble y refresco de cola negra.
         Los cielos estaban encapotados en nuestro planeta central de luz, pero allá donde nos dirigíamos las previsiones eran buenas para nuestra misión; registrar el cometa C/2014 Q2 mediante sofisticados tamices de luz marca Nipon.
         El viaje era largo, pero solo lo justo para huir de nuestro lumínico planeta y tener un mayor porcentaje de éxito. Pararíamos antes a repostar en una de las estaciones para luego alcanzar la velocidad de crucero, sin llegar nunca a velocidad absurda(mente) penada por ley. 
          Poco antes de llegar a nuestras coordenadas pudimos observar los últimos exoplanetas habitados y unas curiosas luminarias con estela pero que para nada se trataba del cometa. Sin saber si aquellos tipos de vida eran amistosos el Comandante en un ataque antropológico, quién sabe si motivado por aquella extraña radio-acción o el delicioso y humeante olor a pan-Z, decidió detenerse a preguntar.
           Cuando conversaba pude ver en sus ojos un brillo ancestral que por un momento me hizo temer por la misión... era el fuego, algo que debemos llevar grabado a fuego en nuestro propio ADN. Tuve que disuadirlo para poder proseguir, librarlo de aquellos cantos de sirena a la brasa conmemorativos al S. Antonio y hasta el amanecer. Es posible que si no fuera de esa forma, otras sirenas nos parasen por acceder a aquellas invitaciones de insanos brebajes que dañarían nuestros hígados. 
He de reconocer que personalmente por un momento tuve mis dudas, pero la misión era la misión.

Logramos nuestro objetivo y, 

ya de regreso por otra órbita con cierta alevosía, acabaríamos atraídos por la potente gravedad del planeta Q-erva... lo grave sería cuando nos informaron de que ya no había ni pan ni Mazinger-Z.


      Agradecidos a este pueblo de Cuerva y sus amables gentes por tan cálido recibimiento en su celebración de las fiestas de S. Antonio. Así como indicarle al Comandante bd:D´que sin lugar a dudas su vocación fotográfica sea la del reportaje y/o documental… algo para lo que no todos valemos. 

sábado, 3 de enero de 2015

en busca de Lovejoy


 aunque Terry Lovejoy suene a actor guaperas de "Sensación de Vivir" ahora relegado a pelis de serie B, es un tipo australiano que en su tiempo libre se dedica a descubrir cometas para tormento de astrónomos aficionados o no. Hay quien busca oro, un elixir de juventud o los cinco pies al gato... Lovejoy y otros muchos buscan pequeños puntitos de hielo sucio a la deriva en el espacio y eso no deja de producirme una admiración fascinante por la cantidad de "aberraciones" que puede tener la Astronomía. Lo que demuestra mi ignorancia  supina sobre el tema.

     Este es el quinto Lovejoy denominado C/2014 Q2 y que al ser accesible para mortales aficionadillos, me hizo decidirme a salir en su busca y captura.
     Otra vez más me vi en la frontera de Toledo y Ciudad Real, luchando por tercera vez con la montura GOTO; Una especie de motor de reloj gigante que sigue el movimiento de las estrellas. Algo que sería bastante fácil de alinear con la Polar más dos estrellas y que cierta marca ha fabricado de una forma diferente y más sencilla, que solo debe entender el diseñador fumador de crack que la concibió. Es por ello que no se la recomiendo a nadie y por eso no daré la marca... que gran verdad aquella de que el pobre compra siempre tres veces la misma cosa.
      De perdidos al río o al embalse seco, me tiré unas cuantas fotos y la cosa no quedó del todo mal.
    Aunque lo que esperaba era la puesta de Luna para tener mayor oscuridad, cuando esta lo hizo las pilas de la dichosa montura también se fueron con ella... y esta empezaría a producir ciertos sonidos de vaca mal follada ordeñada y mensajes de corte satánico en el mando que rompieron por completo el romántico silencio de aquella noche bajo cero en busca de la bola verde.
Haría unas panorámicas por aquello de aprovechar el viaje pero el cielo empezó a transpirar y tampoco estaba para tirar muchos cohetes.


sábado, 27 de diciembre de 2014

paz y amor

 Paseábamos por el parque cuando cayó la noche mágica.

    Esa donde un antiguo borracho nórdico ahora vestido de rojo (por) cocacola se las ve y se las desea para repartir regalos en la casa del parado… no digo desahuciado porque esos ya no tienen casa. 
     Los niños favorecidos del mundo le colocarán su vasito de leche y las mejores viandas al pie del árbol, mientras otros muchos no verán eso para comer el resto de la semana.

     Santa Claus, Papa Noel o San Nicolás no deja de ser otro de esos ritos paganos que la iglesia supo llevar a su terreno como la tan populista Natividad… transformando un culto al solsticio de invierno en una de las mayores fiestas a la hipocresía cristiana, donde educamos actualmente a los más pequeños a creer en en aquello que no existe pidiendo por carta sin dirección conocida todo lo que más desean gracias a los influjos de la publicidad televisiva. Los mayores seguimos la pantomima y nos creemos ese puto cueto de paz y amor cuando lloramos con alguna reposición de Oliver Twist, para luego cambiar de canal al llegar el telediario.
     No deja de ser curioso que estas ostentosas celebraciones, donde las sobras de comida corren por doquier a la bolsa de la basura, hayan sido motivadas por el  nacimiento de un bebé en la indigencia… sin calefacción ni recursos… una familia jodidamente pobre que hoy tendría que pagar un impuesto por usar la mula y el buey como fuente de energía renovable, emisión de gases y una cuantiosa multa por ocupas perroflautas… hasta es posible que servicios sociales les retirara la custodia del niño quedándonos todos en bragas y sin un Mesías… imagínate que palo para el Vaticano.
    Si yo fuera un rey mago o solo rey; un papa noel rojo de verdad o solo papa a secas; prohibiría estas celebraciones y no traería regalos a ningún hijo de puta hasta que todo el mundo pudiera disfrutar de una vida digna… no digo en igualdad de condiciones (no creo en los milagros), solo me acojo a "la constitución" (otro cuento de Dickens). 
    Pero ya se sabe… todo se solucionará comulgando en la misa del gallo (una buena hostia le daría yo a más de uno) o apadrinando algún niño por aquello que desgrava. Mientras, cantidad de vecinos saborean el pavo a través del cristal del escaparate de la carnicería, soñando qué comprarían con los intereses de las cuentas suizas de aquellos que en estas fechas brindan con cava y oro sobre cubertería de plata.

    Espero haber aportado mi granito de arena para amargar estas jodidas fiestas con mi más sincero deseo de que cada cual tenga aquello que realmente se merece.


martes, 16 de diciembre de 2014

como encontrar el punto G


decir la verdad...
habéis llegado hasta aquí movidos por la curiosidad o quizás por vuestra mente calenturienta en busca de alguna paranoia tórrida. 
   Y es que esta G mayúscula ha vendido más revistas Cosmopólitans en nuestro país que libros del QuiGote en todo el mundo. No digo nada... entre aguantar las nobles mamonadas en prosa inteligible (imagínate en chino) del ilustre hidalgo, a hacer enloquecer a tu chic@ en 5 pasos (con esquemas)... pues es lo que hay.
Siento defraudar(os), cual programa electoral o encuesta televisiva esto es una operación de marketing, lo que traducido al castellano viene a significar un engaño. Se suele hacer cuando no hay calidad o buen producto que vender como es mi caso. 
    No ha habido Gemínidas para mí este fin de semana... las nubes me lo impidieron. Pero a falta de cielos estrellados una espalda desnuda siempre ha sido fuente de inspiracición. 

    Si pasáis el cursor suavemente sobre la foto veréis aparecer ese Punto G entre las constelaciones de invierno, el radiante de donde partiría cualquier Gemínida. 

jueves, 11 de diciembre de 2014

Somos OPOD


Somos OPOD (Optical Picture of the Day)

    Les Cowley es el creador y administrador de esta página donde mediante fotos de aficionados muestra los fenómenos óptico atmosféricos que nos podemos encontrar tanto en nuestra vida cotidiana como en condiciones extremas. Algunos realmente inquietantes acompañados con su explicación científica.
     Les es un colaborador de los APOD cuando se trata de este tipo de fenómenos.Lo conocí con aquella foto del cuádruple halo lunar… siendo el mismo quién hizo los esquemas. Como curiosidad y buen hacer, no quiso aceptar esta foto para su galería al haber sido APOD… le prometí sorprenderlo algún día con otro trabajo y después de unos cuantos envíos ha sido seleccionada la serie de mi Corona Lunar.